Vídeo de la semana

Aceite de neem para una piel resplandeciente (sobre todo si tienes acné)

Si tienes acné y aún no has probado el aceite de neem, te recomendamos que no tardes en hacerlo. Este aceite es un producto tan natural como efectivo contra los granos.

Mujer con grano
Getty Images

El Neem es un árbol tropical originario de la India y de Birmania, y de él se extrae este poderoso aceite natural que tiene numerosos usos cosméticos. El aceite de neem (o nim) se consigue machacando las semillas del árbol y, en algunas ocasiones, también las hojas. 

Su aspecto oscuro y su fuerte olor puede que no inviten a probarlo, pero te sorprendería saber la de cosméticos que incluyen unas gotas entre su lista de ingredientes. Y es que, pocos productos naturales forman un concentrado tan poderoso... Contiene una alta cantidad de ácidos grasos omega 3, 6 y 9. Este aceite se ha convertido en un producto fundamental para el cuidado de la piel, y muy especialmente para tratar el  acné, gracias a sus propiedades antibacterianas. 

Es importante tener en cuenta que se trata de un aceite bastante fuerte, por lo que lo aconsejable es aplicarlo siempre diluido con otros aceites naturales o esenciales, o echando unas gotas de neem en nuestra crema habitual. 

Otra buena opción para incorporar el aceite de neem a nuestra rutina de belleza son las mascarillas. Aplícate una mascarilla de neem una vez a la semana y déjala actuar entre 20 y 30 minutos. ¡Notarás los resultados!

Aceite de neem para el acné

Los productos específicos para tratar el acné a veces son demasiado agresivos con la piel y pueden afectar a su hidratación. En estos casos, el aceite de neem puede ser la solución perfecta. Gracias a sus propiedades antisépticas, es ideal para luchar contra los molestos granitos. Este aceite es capaz de regular el exceso de grasa de la piel, a la vez que la mantiene correctamente hidratada. ¡Y esto no siempre es fácil de conseguir! Además, el neem tiene propiedades antibacterianas, por lo que con su uso habitual estaremos previniendo la aparición de futuros brotes de acné

Si vas a usar este aceite natural para acabar con los granos, te recomendamos que lo hagas por la noche. Puedes poner dos o tres gotas en tu crema habitual y mezclarlo bien. Otra opción para tratar un brote de acné con aceite de neem consiste en diluirlo con unas gotas de aceite de árbol del té y de aceite esencial de lavanda. 

Las propiedades del aceite de neem también contribuyen a reducir la inflamación que el acné puede ocasionar en nuestra piel. 

Alto poder de hidratación

El aceite de neem también es conocido por su alto poder de hidratación. Contiene ácidos grasos esenciales (oleico, palmítico, linoleico y esteárico) que contribuyen a que la piel se mantenga bien hidratada y no pierda agua. 

Este aceite natural de origen asiático aporta flexibilidad a nuestro rostro y favorece la síntesis de colágeno. ¡Tu piel lucirá increíble y de la forma más natural!

Efecto antioxidante

El aceite de neem también contiene vitamina E, un potente antioxidante capaz de retrasar el envejecimiento de la piel. Protege nuestro rostro de la acción de los radicales libres a los que estamos continuamente expuestas, y que perjudican la regeneración de nuestras células, así como la producción de colágeno. 

Beneficioso para pieles sensibles

Los productos de origen natural siempre son una buena opción para tratar y mimar las pieles sensibles. El aceite de neem puede aplicarse en pieles sensibles, especialmente para tratar rojeces o irritaciones, dado su efecto calmante y antiinflamatorio. 

Irene Cirvida

Irene Cirvida

Continúa leyendo