Vídeo de la semana

Descubre cómo debes aplicarte la crema facial para prevenir las arrugas

¿Sabes cómo aplicarte correctamente la crema facial para combatir los signos de la edad? Toma nota de estos consejos para sacarle todo el partido y lucir una piel joven y radiante.

Crema facial
Getty Images

¿Crees que usar los mejores productos para productos para prevenir las arrugas y luchar contra los signos de la edad es todo lo que puedes hacer para lucir una piel joven? Pues venimos a decirte que estás equivocada... Y es que, la forma en la que nos aplicamos la crema facial es fundamental para aumentar su eficacia. Así que, ya sabes, ¡nada de hacerlo de cualquier manera!

Una buena crema, por sí sola, no hace milagros. Debes tomarte tu tiempo en aplicarla para que tu piel note los resultados al cien por cien. Si para hidratación la haces masajeando el rostro, estarás favoreciendo una mejor absorción del producto, por lo que sus efectos se verán multiplicados. ¡Lo mejor de todo es que hay muchos más beneficios! Dedicar unos minutos a ponerte la crema, mientras te haces un masaje, en la cara también favorece la relajación muscular y la activación de la circulación de la sangre. De esta manera, potenciamos el efecto detox y prevenimos la aparición de arrugas y líneas de expresión. 

Pero, ¿cómo debes masajear tu rostro para ponerte una crema antiarrugas? En primer lugar, es primordial que tengas en cuenta la dirección en la que hay que hacerlo, y eso va a depender de la zona del rostro. Por eso, lo mejor es que vayamos explicándote cómo aplicarla zona por zona. Toma nota de los consejos que vamos a darte desde Delooks, y empieza a ponerlos en práctica cuanto antes. ¡Notarás los resultados!

Frente

Para combatir las arrugas que nos salen en la frente (casi todas de expresión), debemos aplicar la crema con movimientos circulares y ascendentes, desde la zona de las cejas hasta el nacimiento del pelo. Repite los movimientos varias veces, hasta que la crema se haya absorbido bien. Eso sí, pon especial atención en hacerlo siempre en la misma dirección, para frenar las arrugas

La zona del entrecejo suele ser conflictiva, ya que de fruncir el ceño suelen aparecer marcas y líneas de expresión. Para combatirlas, es importante que te apliques la crema en sentido ascendente, desde el entrecejo hacia la frente, repitiendo el movimiento varias veces para obtener mejores resultados. 

Después, debes repetir el mismo movimiento, pero en sentido inverso. Es decir, desde el centro de tu entrecejo, realiza repetidos movimientos descendentes hacia tu nariz. 

Pómulos

Para que la crema antiarrugas sea más eficaz en la zona de los pómulos, debemos aplicarla siempre con movimientos ascendentes. Empezamos justo por debajo de ellos y vamos subiendo hasta las sienes, siempre trazando círculos en nuestro rostro. Repite varias veces estos movimientos, sin descuidar la técnica. ¡Siempre de abajo hacia arriba! Y es que, es fundamental que tengamos en cuenta el sentido en el que nacen las arrugas para poder combatirlas mejor. 

Parte superior del labio

La parte superior del  labio suele ser una zona conflictiva para las arrugas. Es importante aplicar la crema en sentido horizontal. Partimos del centro hacia un lado, y después repetimos el movimiento hacia el lado contrario. Hazlo varias veces, hasta que se absorba la crema. 

Mentón

En la zona del mentón lo correcto es aplicar la crema con movimientos circulares. Partiendo desde el centro de la barbilla, haremos círculos hacia el lado izquierdo y repetiremos el mismo movimiento hacia la derecha. 

Cuello y escote

Sin duda, la zona de la papada también es bastante conflictiva. En este caso, debemos aplicar la crema con movimientos verticales, descendiendo desde el cuello hasta el escote, y repitiendo numerosas veces el movimiento para que el producto penetre mejor. 

Ojos

No, no nos hemos olvidado de los ojos. Los dejamos para el final porque no usamos el mismo producto que en el resto de la cara. Eso sí, también es muy importante aplicar el contorno de ojos de una determinada manera para que sea más efectivo. En esta ocasión nos olvidamos de los masajes, ya que se trata de una zona muy delicada. La forma correcta de hacerlo es con pequeños toquecitos. Empezaremos en el párpado inferior, y después repetiremos en el superior, siempre desde el lagrimal hacia fuera. 

Irene Cirvida

Irene Cirvida

Continúa leyendo

#}