Vídeo de la semana

Cómo hacer mascarillas de cúrcuma para acabar con las marcas de acné

Hay un ingrediente natural que puede convertirse en nuestro gran aliado para eliminar las marcas de acné. Vamos a explicarte cómo hacer mascarillas caseras con cúrcucma, tan sencillas como efectivas.

Cúrcuma en polvo
Getty Images

La cúrcuma es una planta de origen asiático. Como condimento, es muy utilizada en cocina, ya que son muchos sus beneficios para la salud. De hecho, está considerada por muchos como un súper alimento. Pero, ¿sabías que también tiene múltiples beneficios cosméticos? La cúrcuma tiene propiedades antibacterianas, antisépticas y antiinflamatorias, por lo que es usado como ingrediente en algunos productos de belleza. 

La curcumina, componente activo de la cúrcuma, es muy beneficiosa para la piel, especialmente para tratar los problemas de acné. Se trata de un ingrediente que nos ayuda a eliminar las espinillas y granitos, así como a reducir los niveles de grasa que producen nuestras glándulas sebáceas. 

Pero, la cosa no acaba aquí... ¡la cúrcuma también tiene propiedades cicatrizantes y regenerantes! Esto quiere decir que, además de tratar el acné, también nos ayuda a eliminar las marcas que los granos dejan en la piel. 

Si tienes marcas de acné en el rostro y te gustaría eliminarlas de manera natural, toma nota porque te vamos a explicar cómo conseguirlo de manera sencilla y efectiva. Existen numerosas recetas de mascarillas caseras hechas a base de cúrcuma, que te ayudarán a que tu rostro se vea unificado y luminoso. Eso sí, no utilices estas mascarillas más de una vez por semana, para evitar que se te irrite la piel. 

Cúrcuma y menta

Las mascarillas de cúrcuma y menta van genial para eliminar las marcas de la piel ocasionadas por los granos. La preparación es realmente sencilla, pues solo necesitas mezclar 5 gramos de cúrcuma en polvo y 15 mililitros de infusión de menta. Remueve hasta obtener una pasta y extiéndela por la cara. Déjala actuar durante media hora y después aclárala con abundante agua tibia. No te olvides de hidratar la piel al terminar, para que el rostro recupere su humedad natural. 

Cúrcuma y harina de garbanzo

Para elaborar esta mascarilla necesitas mezclar una cucharada de harina de garbanzo, una cucharada de cúrcuma molida, dos cucharadas de agua y unas gotitas de aceite esencial de lavanda. Remueve bien hasta que obtengas una pasta y póntela en la cara, dejándola actuar 20 minutos. Aclárala con agua tibia y ponte crema hidratante. ¡Notarás los efectos usándola una vez a la semana!

Cúrcuma y aceite de coco

La mezcla de la cúrcuma y el aceite de coco no puede ser más beneficiosa para la piel. Mientras que la primera regenera y repara la piel, el segundo hidrata el rostro en profundidad y le aporta un extra de suavidad. Mezcla 3 cucharadas pequeñas de aceite de coco y una de cúrcuma en polvo. Mezcla bien ambos ingredientes y caliéntalo un minuto al micro. Deja la mascarilla reposar un poco y aplícatela en el rostro durante 15 minutos. Lávate bien la cara con agua tibia y ponte crema hidratante

Cúrcuma y leche

La mascarilla de cúrcuma y leche funciona muy bien para tratar las marcas de acné y para atenuar las manchas de la piel. Para prepararla, tienes que mezclar dos cucharaditas de cúrcuma y un chorro de leche del tiempo. Mezcla bien ambos ingredientes hasta obtener una pasta. Deja que actúe 20 minutos, limpia tu rostro e hidrátalo. 

Cúrcuma y miel

Para esta mascarilla facial necesitas una cucharada de cúrcuma en polvo y dos cucharadas de miel. Calienta la mezcla en el micro un minuto. Extiende la mascarilla por tu rostro con la yema de los dedos, dando un ligero masaje, y déjala actuar 20 minutos. Aclara con abundante agua e hidrata bien la piel. 

Irene Cirvida

Irene Cirvida

Continúa leyendo