Vídeo de la semana

¡Con estos trucos es posible disimular un grano!

Sabemos lo molesto que resulta que te salga un grano justo en el peor momento. Por suerte, existen trucos que te permiten disimularlos para que pasen lo más desapercibidos posible. Eso sí, ¡ni se te ocurra explotarlos!

Imagen grano
Getty Images

Ay, los granos… ¡cuántos quebraderos de cabeza nos suelen dar! Seguro que, más de una vez, te has levantado y has descubierto un horrible grano en tu cara al mirarte en el espejo, justo ese día que tienes un evento o una cita importante. Sabemos la rabia que dan este tipo de situaciones y, por eso, queremos ayudarte. En lugar de quedarte en el espejo lamentando la mala suerte que has tenido, prueba a poner en práctica alguno de los trucos que vamos a explicarte para disimular granos. ¡Verás como realmente funcionan!

El estrés, el sudor, los cambios hormonales, la alimentación y el estilo de vida que llevas… Son muchas las causas que pueden hacer que aparezcan molestos e inoportunos granitos. Eso sí, debes tener claro que lo peor que puedes hacer una vez que ya te ha salido es explotarlo. Sí, todas hemos tenido la tentación de hacerlo alguna que otra vez… Pero lo cierto es que eso solo empeora las cosas. Aumenta la inflamación, el enrojecimiento, se puede infectar, e incluso nos pueden quedar marcas. Así que, quítate esa idea de la cabeza ¡y toma nota para que tu grano pase lo más desapercibido posible!

¡No vale cualquier corrector!

Al contrario de lo que se suele creer, no cualquier corrector nos vale para disimular un grano. Es un error muy común utilizar el mismo con el que nos maquillamos las ojeras y, en realidad, esto suele empeorar la situación. Los antiojeras suelen estar enriquecidos con aceites grasos que hacen que el grano aumente de tamaño en lugar de secarse.

Lo más aconsejable por tanto es utilizar productos enfocados para disimular granos y otras imperfecciones, y siempre del mismo tono de la piel. Si el grano se nota mucho, lo ideal es usar corrector verde antes de la base de maquillaje y después el corrector de imperfecciones. De esta manera consigues que, tanto el volumen del grano como el color rojizo, pasen aún más desapercibidos.

Otro truco tan sencillo como efectivo pasa por no excedernos con la cantidad de producto que utilizamos. Es un error pensar que cuanto más corrector más disimulamos el grano. De esta manera solo conseguiremos que la piel se vea cuarteada y que el grano se note incluso más. ¡Justo el efecto contrario al deseado!

Mantén el grano lo más seco posible

Tanto cuando te ha salido un granito como cuando tienes un brote de acné, debes evitar los aceites y las cremas oleosas. Un buen truco para mantener la zona del grano lo más seca posible antes de darnos el corrector consiste en humedecer un algodón con un poco de alcohol y aplicarlo a toquecitos. También existen muchos productos específicos para secar los granos. Conviene aplicarlos con la piel bien limpia, por lo que el momento ideal para ello es por la mañana o por la noche, después de la limpieza.

En cuanto al uso del dentífrico como producto secante para los granos, es importante aclarar que no es más que otro bulo beauty muy extendido, con el que corremos el riesgo de estropear nuestra piel.

Centra la atención en ojos y labios

Desviar la atención también es una técnica de lo más efectiva cuando queremos evitar a toda costa que nuestro grano se convierta en el centro de atención. Maquíllate potenciando los ojos y los labios. Estarás radiante y tu grano pasará aún más desapercibido.

Irene Cirvida

Irene Cirvida

Continúa leyendo