¿Por qué es bueno hacer deporte en ayunas?

Comer o no comer antes de hacer deporte: esa es la cuestión. Te contamos por qué todas las instagramers fit hacen cardio en ayunas y cómo lo hacen.

Gigi Hadid X Reebok
Gigi Hadid, en la campaña para Reebok

Si eres de las que siguen cientos de cuentas de Instagram de chicas fitness ya te habrás dado cuenta de que muchas hacen deporte en ayunas, sobre todo cardio, bien salen a caminar, a correr o asisten a una clase de spinning. ¿Se marean? ¡No! Y no, no es tan locura como a priori podríamos pensar si sabemos cómo hacerlo bien.  

Si nos damos cuenta, hacer ejercicio en ayuno es una práctica ancestral. “Es una forma de practicar deporte en realidad más coherente con la fisiología. Nuestros ancestros salían a cazar/ recolectar (actividad física) cuando ya no tenían alimentos, una vez los conseguían, comían y entonces descansaban. Esto se conoce como el ciclo de FIESTA-AYUNO”, cuenta  Jesús Domínguez, Director Técnico de MiAyuno, fisioterapeuta, osteópata y coautor del libro Miayuno.

¿Por qué está de moda el ayuno antes del cardio?

Al levantarnos, nuestros niveles de glucógeno y de insulina son bajos. Llevamos entre 8-10 horas sin ingerir alimento y practicar ejercicio hace que el organismo recurra a la única fuente de energía almacenada, la grasa. Sin embargo, “alargar el cardio con el estómago vacío puede provocar pérdida muscular, algo contraproducente y poco remendable”, cuentan desde Clínicas Dorsia. 

Cuando nuestras reservas de glucógeno ya se han agotado, el organismo recurre al músculo y comienza un proceso llamado catabolismo en el que se descompone para obtener energía.  Por esto, el ejercicio aeróbico en ayunas puede ser buena opción para quemar grasa siempre y cuando lo realicemos correctamente, es decir, con una duración e intensidad adecuadas.

¿Cómo se hace correctamente?

Hay que procurar que no pase más de una hora desde que nos levantamos hasta desayunar para evitar el almacenamiento de grasa a largo plazo y la degradación del músculo, por eso es recomendable que la duración del entrenamiento no sea superior a 45 minutos -calentamiento y estiramiento aparte- y no demorar demasiado la hora de desayunar.

Una vez terminado el cardio en ayunas, se recomienda ingerir carbohidratos (pan integral, avena, etc.), y proteína (claras de huevo, jamón, atún...).

 

Cuándo no tenemos que ir al gimnasio en ayunas

Sin embargo, si el ejercicio que vamos a practicar es anaeróbico no nos aportará ningún beneficio estar en comer. “Con el ejercicio anaeróbico (con pesas), al no requerirse oxígeno, la única fuente de energía es el glucógeno, que proviene de los hidratos de carbono. Incluir trabajos de músculo en nuestra rutina es fundamental puesto que la quema de grasa se produce durante el día, y a la larga su efectividad es mayor que hacer solo cardio, pero la ingesta previa de alimentos es fundamental”, aclaran desde Dorsia.

El deporte nos hace felices

No importa el momento del día –mañana, tarde o noche- en que realicemos ejercicio. Lo ideal es adquirir este hábito junto con una alimentación saludable. Además está comprobado que salir a correr, ir al gimnasio, nadar…hace que estemos más contentas y afrontemos el día con mejor ánimo. Y sí, lograr algo que nos resulta complicado hace que nos sintamos más satisfechas con nosotras mismas y eso sí que es un buen motivo para ser feliz, superarnos a nosotras mismas. Ya nos tenemos excusas para no ir al gimnasio. 

 

 

Continúa leyendo