Vídeo de la semana

Cambia tu silla de la oficina por... ¡una pelota!

¿Incómodo? Para nada. ¡Y muy sano! Si cambias la silla de la oficina por esta pelota, conseguirás cuidar tu espalda y tu postura.

Cambiar la silla de la oficina por una pelota. ¡Sí puedes!
Unsplash

Por si no lo sabías, el hecho de sentarse sobre una pelota durante la jornada de trabajo te ayudará a cuidar tanto de tu espalda como de tu postura. La pelota “Wellness ball active sitting” de Technogym se ha convertido en la silla perfecta para estar en forma... ¡mientras trabajas! 

Ahora bien, ¿qué beneficios tiene el hecho de trabajar sobre una pelota? Por si no lo sabías, la columna está creada para estar en constante movimiento. Si estás sentada sobre una pelota, te ves obligada a estar activa siempre, mantener una buena postura y, así mismo, a cuidar tu espalda. Mientras estás en la oficina, trabajas el core y la espalda, ¡y casi sin darte cuenta! En serio, usar de esta pelota como silla habitual tiene muchas ventajas: también ganarás un extra de flexibilidad y tonificarás la zona abdominal y las articulaciones inferiores.

Y no te lo pierdas: una vez fuera del trabajo, la pelota se puede utilizar como fitball.

Cabe destacar que la parte inferior de la pelota tiene mucho más densidad para asegurar un soporte óptimo, mientras que la parte superior se ha creado para que sea más cómoda. La funda que cubre la pelota es de un tejido parecido al que se utiliza para las zapatillas de correr y es transpirable.

A la hora de elegir la pelota perfecta, has de tener en cuenta que su diámetro siempre dependerá de tu altura. Por ejemplo, la wellness ball de 55 centímetros es perfecta para personas de hasta 170 cm de altura, mientras que la de 65 cm es ideal para las que midan más de 170 cm.

 

También te puede interesar:

Continúa leyendo

#}