Cómo eliminar la celulitis con algunos trucos que podemos aplicar a diario sin darnos cuenta

Que es un problema femenino lo demuestra la existencia de 1 hombre con celulitis por cada 10.000 mujeres. ¿Se puede acabar con la celulitis? Se puede, claro. Y nosotras sabemos cómo.

Dulceida
Dulceida presume de piernas tonificadas en una de sus fotos de instagram (@dulceida)

La celulitis afecta a casi un 90% de la población femenina y la circulación es un factor principal en la formación de la celulitis. Que es un problema femenino lo demuestra la existencia de 1 hombre con celulitis por cada 10.000 mujeres. ¿Se puede acabar con la celulitis? Se puede, claro. Una dieta sana, ejercicio y beber mucha agua son esenciales, pero también hay algunos gestos que la mayoría desconocemos que también ayudan a evitar la piel de naranja. 

Hay un hombre con celulitis por cada 10.000 mujeres

El deporte correcto

La primera medida terapéutica para estimular la circulación linfática y venosa es la actividad física. Sin embargo, no vale cualquier disciplina deportiva y mucho menos, cualquier actividad que implique un impacto de los pies sobre el suelo. “Prácticas como el  running o el step son contraproducentes, ya que cada salto constituye un frenazo en seco para la circulación de retorno. Ejercicios como el pilates, las bandas elásticas o la bicicleta estática resultan más recomendables”, recomienda el doctor Chamosa, especialista en liposucción de tobillos y rodillas.  

Muévete, al menos, cinco minutos cada hora

Tan malo es permanecer de pie y sin moverse durante horas, como perniciosas son las malas posturas en el sofá, que es la peor situación durante el confinamiento para la circulación de retorno. Ante la ausencia de actividad muscular, que es la que impulsa la sangre de vuelta hacia el corazón, resulta recomendable poner las piernas en alto. De esta forma, se evita la sobrecarga, la hinchazón y el éxtasis venoso característico en la celulitis o el lipedema. ”Cinco minutos cada hora de actividad física es la regla de oro para evitar la pesadez de piernas y el éxtasis venoso de la celulitis”, recuerda Chamosa. 

La importancia de las posturas

Evita cualquier postura que haga de torniquete. Las piernas cruzadas o cualquier "asana de sofá" implica un entorpecimiento circulatorio que también se puede observar con las prendas ajustadas, especialmente con el estrangulamiento del calcetín. 

Mejor si la ropa es ancha

Usar ropa cómoda y holgada, así como evitar la cercanía a focos de calor que dilaten las venas, constituyen pequeños gestos que ayudan. La alternancia de agua fría y caliente en forma de pediluvios o de duchas en las piernas tienen un efecto vasoconstrictor, que mejora la congestión y el edema.

Hidrátate por dentro y por fuera

Debe beber con constancia y a lo largo de todo el día, no sirve de nada ingerir 2 litros de agua por la mañana y olvidase el resto del día. La pauta correcta será reponer líquido cada vez que se pierde (cada vez que vas al baño, cuando haces deporte y sudas y por supuesto si tienes sed), pero a lo largo del día, no concentrado en unas horas. Si lo concentras consigues un efecto de retención de líquidos, contrario a lo que queremos.

Evita el calor

Las altas temperaturas favorecen la dilatación de las venas, es importante evitar las fuentes de calor dirigidas directamente a las piernas: no se debe tomar el sol en las piernas de manera prolongada, ni depilarse con cera caliente, o utilizar radiadores, saunas… En los meses de calor, los suplementos alimenticios, geles para piernas cansadas y cremas circulatorias te ayudarán a mejorar la circulación.

El guante de silicona, tu gran aliado

Para mejorar la apariencia de tu piel, y combatir la piel de naranja utiliza un guante de silicona y trabaja la zona aprovechando el momento de la ducha.  “Te ayudará a combatir retención de líquidos además de eliminar toxinas y células muertas”, como cuenta la especialista en belleza Carmen Navarro. 

De postre, una gelatina

 “Te aconsejo que incorpores gelatina como merienda o almuerzo. Los aminoácidos que contiene ayudan a la formación de tejido conectivo que es el que se ve afectado por hormonas, falta de ejercicio, exceso de grasa, y mala circulación”, dice Carmen Navarro. 

piluca santos

Piluca Santos

De pequeña quería ser modelo, pero como no llego ni al 1,70 m. de Kate Moss mi madre me sugirió que mejor aprendiera a coserme los bajos de los pantalones. Era el primer paso para convertirme en una diseñadora de renombre. Después descubrí que enhebrar la aguja no era lo mío y que quizá enhebrar palabras se me daría algo mejor. He venido a cazar tendencias, criticar potingues y a comer toda la ensaladilla rusa que me dejen.

Continúa leyendo