Vídeo de la semana

Cómo recuperar la piel después del verano ¡Gana brillo y elasticidad!

Te traemos los mejores tips para recuperar tu piel de los excesos del verano y afrontar el invierno con un cutis perfecto.

Piel suave
Getty images

Sí, el verano se está acabando y las consecuencias del sol, cloro, agua del mar, polución y deshidratación van apareciendo en nuestra piel. En unas más, en otras menos… pero a todas nos asoman las imperfecciones de los malos hábitos del verano, así que ¡presta atención a este artículo! porque si te has preguntado que cómo volverás a tener ese brillo y elasticidad en tu piel que tenías antes, nosotras te traemos la solución. Ficha estos tips y tu piel volverá a ser la de antes.

Hábitos para recuperar el brillo y la elasticidad de la piel

Descamación, piel seca, áspera, arrugas, manchas… con estas pautas generales muy fáciles ayudarás a detoxificar tu piel de la mejor manera:

  • Una buena alimentación. Llevar una dieta equilibrada es súper importante para la salud de nuestro cuerpo, en este caso es fundamental para recuperar nuestra piel. Añade alimentos ricos en antioxidantes en tu día a día que te ayudarán a la regeneración celular y, mucha vitamina C para que tu cuerpo produzca nuevas fibras de colágeno.
  • Hidratarse muy a menudo. Para prevenir la sequedad es imprescindible hidratarse y beber al menos 2 litros de agua al día.
  • Nutrirse con aceites. Los aceites, sobre todo el aceite de rosa de mosqueta, te ayudarán a contener el retinol natural y recuperar la elasticidad la piel.
  • Exfoliación de la piel. Di adiós a las células muertas e impurezas con una buena exfoliación, tu piel estará mucho más suave y mejorará su oxigenación. Es tan importante exfoliarse tanto la cara como el cuerpo para mantener un bronceado uniforme y mejorar el brillo de la piel.

Tratamientos estéticos para recuperar la piel

  • Tratamiento de hidratación. Se trata de un masaje facial de mascarillas especializadas que recuperan la piel de todas las imperfecciones que nos ha causado el verano.
  • Masajes multivitamínicos. Estos masajes tratan de la aplicación de vitaminas en la piel mientras masajean y así, recuperar el brillo y elasticidad. Además, te beneficiarán si eres propensa a las manchas ya que usan también cremas despigmentantes.
  • Microagujas. Estimula la aparición de colágeno y estrógeno, previene el envejecimiento y elimina las imperfecciones del sol.
  • Tratamiento de ácido hialurónico. Este tratamiento es de los más completos, conseguirás mejorar la piel seca, disminuir las arrugas (ya que combate el envejecimiento prematuro), protegerte de la contaminación y la radiación solar y, si tienes cicatrices, favorecer la cicatrización.
  • Combina ácido hialurónico con vitamina C.  Sus beneficios para la piel son enormes. La vitamina C actúa como antioxidante y produce colágeno y elastina potenciando el efecto del ácido hialurónico.

¿Cuándo usar ácido hialurónico?

Saber si necesitas ácido hialurónico es fácil, solo tienes que observar tu piel para saberlo. Si tu piel se presenta deshidratada, descamativa y con pérdida de flexibilidad, no lo dudes, está pidiendo a gritos tratamientos con ácido hialurónico y la aplicación de cremas o sérum dos o tres veces al día.

Con los hábitos que te hemos comentado y con los tratamientos no invasivos de clínicas estéticas que te hemos recomendado, podrás recuperar la elasticidad y el brillo de la piel y lucirla ¡como nunca lo has hecho!

Alicia Rivera

Alicia Rivera

Continúa leyendo