Foliculitis: así puedes evitar que aparezcan granitos tras la depilación

Cuando un pelo se queda enquistado y no logra atravesar la piel, se queda atascado produciendo un bultito que no resulta nada agradable, algo que ocurre especialmente cuando nos depilamos. Así es como puedes prevenirlo.

Es una de las consecuencias que trae consigo, especialmente si la realizamos con cuchilla, algo que le ocurre a la mayoría de nosotras. Es un método rápido para salir del paso, sobre todo en vacaciones, y más ahora que tras tres meses de confinamiento no hemos podido ir a hacernos la depilación láser como nos habría gustado. Pero rasurarse trae consigo un inconveniente súper común: la foliculitis, que ocurre cuando el pelo —de cualquier zona de nuestro cuerpo— no consigue atravesar la epidermis. Es entonces cuando se queda atrapado en el interior, se inflama el folículo y aparece un pequeño bultito que solemos denominal como " granitos", a pesar de que es exactamente pus (o al menos no siempre) lo que aguarda en su interior, sino un pelo. Por eso la cabeza se intuye de color negro.

La foliculutis es por tanto la inflamación de uno o varios de los folículos pilosos, (para que nos entendamos sin tecnicismos: el "agujerito" de la piel donde sale el pelo), un trastorno que se puede dar en personas de todas las edades y en cualquier parte del cuerpo. Y aunque hay quien la padece de forma natural, lo más común es que aparezca después de la depilación o el afeitado. Y ojo, que no solo las mujeres la padecemos, también los hombres. 

¿Por qué se produce la foliculitis?

La foliculitis ocurre cuando el pelo no consigue salir al exterior. En este caso, la presencia de las bacterias puede producir una pequeña infección. Un síntoma claro de ello es la presencia de granitos o pústulas de distinto tamaño que normalmente no suelen ser dolorosas, pero estéticamente no son nada agradables. Y probablemente ahora te estés haciendo la imagen mental de tus ingles recién depiladas, con esos granitos rojos adornando su contornos, ¿verdad? Y sexy, lo que se dice sexy, pues no es la verdad.

¿Qué hay que hacer si tenemos foliculitis?

Por lo general, basta con no hacer nada. Es decir, en los casos leves en los que el granito causado por la foliculitis no resulte doloroso ni sea particularmente grande, normalmente termina desapareciendo por sí solo cuando el pelo logra ver la luz y salir al exterior. Eso sí, grábate esto a fuego: nunca, nunca debes apretarlo para intentar eliminarlo, ya que podrías infectarlo aún más y complicar la cosa.

Si tu foliculitis es más seria, los bultos son grandes, te resultan dolorosos y además te brotan con bastante frecuencia, entonces debes ir al médico. Lo más probable es que te recete una pomada antibacteriana para que el pelo salga sin complicaciones. En casos algo más complicados, puede que te receten antibióticos orales o incluso que directamente te lo extraigan.

Sí, se puede prevenir la foliculitis

Si quieres evitar que aparezca después de la depilación, asegúrate de seguir estos pasos. Son consejos muy sencillos, pero súper prácticos:

  • Antes de comenzar a pasarte la cuchilla, exfóliate. Esto ayudará no solo a retirar la piel muerta, también a preparar el poro para la depilación.
  • Después de depilarte las axilas, no te apliques desodorantes con fragancias ni alcohol, sino para pieles sensibles.
  • Intenta utilizar ropa interior de algodón, especialmente en verano, ya que es la más transpirable. Cuanto menos sudoración, menos posibilidad de que se infecte el folículo.
  • Después de depilarte, calma la piel con productos hidratantes como el aloe vera o cremas que lleven aceite del árbol del té, cuyas propiedades antisépticas serán de gran ayuda.

Continúa leyendo