Por qué deberías comer una manzana al día

El 1 de diciembre se celebra el #EatRedAppleDay. ¿Crees que comer una manzana al día es tan bueno como dicen? Resolvemos tus dudas.

Según el famosísimo refrán inglés, comer una manzana al día mantiene a los doctores alejados de tu vida. Muchos creen que, efectivamente, el hecho de tomar una manzana al día puede ser un gran remedio para vivir una vida saludable, mientras que otros lo ven como una estrategia de márketing que se impuso en la década de los años 80 para consolidar el mercado de las manzanas.

Vamos a ver qué puede hacer por nosotros una manzana al día (que, por cierto, tiene solo unas 70 kcal). 

Previenen el Alzhéimer

GETTY
GETTY

Esta fruta aumenta los niveles del neurotransmisor acetilcolina y aumenta la actividad cerebral. Según un estudio realizado por la Universidad de Massachusetts Lowell, las manzanas aumentan nuestra capacidad cognitiva. Son un remedio perfecto para luchar contra el Alzhéimer. 

Previenen el Párkinson

Según los estudios, las manzanas rojas contienen altas cantidades de fibra, son muy beneficiosas para el sistema digestivo y ayudan a combatir la degradación de las células nerviosas. 

Ayudan a prevenir el cáncer

GETTY
GETTY

Según varios estudios, las manzanas tienen propiedades anticancerígenas debido a contenido en sustancias fitoquímicas, como los polifenoles, antioxidantes que te protegen de los radicales libres. Su fibra también ayuda a evitar el cáncer de colon.

Mejora tu sistema inmune

Las manzanas están llenas de antioxidantes llamados quercetina que tienen muchos beneficios para tu cuerpo. Actúan como un agente anticancerígeno, antiinflamatorio y antiviral. 

Disminuye la posibilidad de desarrollar diabetes

GIPHY
GIPHY

Las manzanas también ayudan a equilibrar el azúcar en sangre, algo muy importante para las personas diabéticas o con riesgo de padecer diabetes. 

Sacian muchísimo

Las manzanas no solo nos ayudan a mantener el apetito a raya, sino que hacen que tomemos menos calorías al cabo del día. Es porque contienen pectina que hace que la digestión sea más lenta.

Continúa leyendo