Vídeo de la semana

Así es cómo puedes alargar el bronceado después de tus vacaciones

¿Quieres seguir luciendo ese bronceado que has adquirido durante el verano? Estas son las claves para llegar al otoño con un moreno envidiable (y sin perjudicar a tu piel).

alargar el bronceado
Getty Images

Antes de tomar el sol durante horas y horas, debes saber que no hay bronceado que sea saludable, porque incluso utilizando SPF50 y reaplicándolo cada pocas horas, los rayos UVA y UVB afectan de forma agresiva a nuestra piel.

Pero sabemos que ese tono moreno resultado del verano es muy favorecedor y, con el fin de las vacaciones y la vuelta a la rutina, queremos alargarlo unas semanas más (incluso hasta la entrada del otoño)... pero para ello no hacen falta más horas de sol. Te contamos todo lo que debes saber -y hacer- para presumir de bronceado incluso después de las vacaciones.

¿Cómo mantener el bronceado por más tiempo?

1. Exfolia la piel

Es el momento de romper un gran mito: la exfoliación no quita el bronceado. De hecho, es más bien al contrario. Exfoliar el cuerpo una vez a la semana es muy importante para aportar uniformidad y eliminar las células muertas que apagan la luminosidad natural y hacen que el moreno se vea desigual, con zonas más pigmentadas que otras.

Además, después de exfoliar la piel, los tratamientos hidratantes que apliques penetrarán mejor en las capas más profundas de la epidermis. 

piel bronceada
Getty Images

2. La clave es la hidratación

No es ningún secreto que en verano hay que hidratar (aún más) la piel. Y es que el sol, el cloro, la sequedad y la sal del mar, son factores muy agresivos que fomentan la deshidratación y provocan que el bronceado luzca apagado y con un tono cenizo. 

Para mantener el bronceado y la piel luminosa es necesaria una hidratación continua, por dentro y por fuera. La piel también tiene sed y para evitar que quede sedienta, es necesario aplicar una buena crema hidratante, tanto por la mañana como por la noche. Lo ideal es utilizar un producto más ligero durante el día (como un gel o una emulsión) y antes de ir a dormir, una crema más untuosa y nutritiva. Recuerda que una piel sana e hidratada es la que lucirá un bronceado bonito, intenso y más duradero. 

TIP: Busca productos enriquecidos con vitaminas (la C, por ejemplo, evita la oxidación celular y aporta luminosidad) y carotenos, ya que ayudan a mantener los niveles de melanina en la piel. 

 

3. Confía en los autobronceadores

Si eres una nostálgica del verano y del moreno en la piel, no hay mejor momento que el final de las vacaciones para descubrir el maravilloso mundo de los autobronceadores. Y es que estos productos son la respuesta para lucir un bronceado saludable, que puedas lucir durante todo el año ¡y sin poner en riesgo tu piel!

TIP: Aplícalo después de la exfoliación para conseguir un resultado aún mejor.

prolongar bronceado
Unsplash

4. La alimentación del bronceado

Así como en la cosmética, en la dieta también es interesante incluir los carotenos (o betacarotenos). Y es que este pigmento natural presente en muchos alimentos contribuye a prolongar y uniformizar el bronceado. Hay una gran variedad, pero los más conocidos son las zanahorias, los tomates, la sandía, los pimientos, los caquis... en general, todos aquellos con color rojo, amarillo o naranja.

Otra opción, aunque no tan recomendada como ingerir las frutas y verduras al natural, es optar por los suplementos.

 

paula payarols

Paula Payarols

No sabría decir en qué momento decidí que quería ser periodista, pero sí sé que ocurrió por la necesidad de compartir. Porque ese hormigueo que siento cuando se habla de moda y esa inquietud por las tendencias, por el skincare y por la lectura no podía, sencillamente, quedarse dentro de mí. Si hay algo que siempre he tenido claro es que escribir es libertad y es zona de confort. Y por el camino me enamoré de las redes sociales, por lo que también me dedico profesionalmente a ellas (aunque las mías sean un desastre). "Nunca dejes de aprender" como lema de vida.

Continúa leyendo