Cómo afecta a nuestra piel y qué hacer para prevenir sus efectos

La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo y por lo tanto sufre los efectos directos de la ola de calor. Con las altas temperaturas (casi insoportables) que nos esperan perdemos más agua de la que ingerimos y nos deshidratamos más rápido. Beber agua, tomar mucha fruta y usar los productos correctos, la clave.