Vídeo de la semana

Blanca Suárez cambia de look, deja el rubio y se pasa al bando de las (casi) morenas

¡Está ideal!

Blanca Suárez
Blanca Suárez (GTRES)

¡Vaya cambio de look se ha marcado Blanca Suárez! Después de publicar una foto la mar de sexy y desnuda en su cuenta de Instagram, la protagonista de Las chicas del cable, que estrena la parte final de su quinta y última temporada, ha sorprendido a sus seguidores con un nuevo color de pelo. Sí, efectivamente, Blanca Suárez se ha pasado directamente al bando de las chicas con pelo más oscuro y ha apostado por la técnica de melting hair, en tonos caramelo. 

"Lo que viene siendo un junket de prensa virtual... y estrenando pelitu nuevo", ha escrito la madrileña en su cuenta de Instagram en unos stories en los que enseñaba su nuevo color de pelo. El nuevo look de Blanca Suárez deja atrás su pasado como rubia (es verdad que la actriz suele cambiar bastante de look) y se ha oscurecido la melena con unos toques de luz para dar luminosidad en algunas zonas de la cara. 

¿El resultado? Juzga tú misma, más guapa, imposible. 

 

¿Cómo debería cuidar el pelo recién teñido?

Blanca Suárez
El nuevo pelo de Blanca Suárez (Instagram)

El verano implica el uso de protectores solares que salvaguarden el cabello del sol y otras agresiones, pero también de gorras, sombreros o pañuelos que supongan un escudo físico a tantos y tan continuos enemigos. Hay que tener en cuenta que cada agente externo afecta al cabello de una determinada manera: la radiación UV altera los pigmentos de color del pelo, reseca mucho y fragiliza la queratina además de robar a las melenas todo su brillo. El viento enreda el cabello, lo ensucia más y provoca que al desenredarlo la fibra sufra y se vaya debilitando. La arena irrita mucho el cuero cabelludo y provoca sensibilidad. El cloro modifica el color y seca el pelo atacando a las grasas naturales protectoras del cabello. La sal marina, por su parte, cristaliza sobre la fibra capilar y abre las puntas. El calor también inflama e irrita el cuero cabelludo y resta nutrición.

Justo después del baño el cabello es especialmente frágil, por eso, antes de desenredarlo, es necesario  aplicar un acondicionador sin aclarado o el mismo protector solar capilar, para ayudar al desenredado mientras se nutre el cabello. Hay que hacerlo siempre con un peine de púas anchas y evitando tirones que puedan romper la fibra.

Continúa leyendo