Vídeo de la semana

Si quieres un pelo más brillante pásate al prewashing

El lavado del cabello va más allá del champú y la mascarilla. Existe un paso anterior, del que casi nadie habla, que es decisivo a la hora de cuidar la melena. Este paso previo, no sólo ayuda a optimizar esa mano de champú, sino que también es capaz de actuar en puntas, cuero cabelludo y textura. Os presentamos el "prewashing".

prelavado
Gettyimages

¿Qué necesitas?

Cualquier producto que sea apto para utilizar antes del lavado, vendrá detallado con la preposición “pre” en la etiqueta. Puede ser un aceite, una mascarilla, una loción… Dependiendo de cuál sea el objetivo que buscas, así elegirás uno u otro. Suelen ponerse unos 15 minutos antes del ritual de ritual de lavado y no es incompatible con el uso de acondicionadores y otros productos para el pelo posteriores.

Beneficios “Pre”

No es lo mismo si quieres tratar el cuero cabelludo o si vas a preparar el pelo para una mayor protección. Por eso, estos gestos te traerán múltiples beneficios:

  • Por un cuero cabelludo sano. La salud capilar comienza por el cuero cabelludo. Éste está recubierto por una película hidrolipídica que lo protege de las agresiones y las bacterias, a la vez que garantiza su flexibilidad. No obstante, esta película natural puede verse dañada y dejar de desempeñar correctamente su papel por culpa del estrés, el cansancio, una carencia de vitaminas, la contaminación o los tintes, entre otros. De ahí que es fundamental averiguar la causa del desequilibrio para escoger el producto más adecuado. Una vez elegido, el equipo técnico de Leonor Greyl advierte de que debes tener en cuenta también la forma de aplicarlo.

"El masaje capilar, realizado durante al menos 1 minuto, además de producir una sensación de bienestar inmediata, relaja el cuero cabelludo y activa la microcirculación, lo que permite que la sangre transporte mejor los nutrientes necesarios para la vitalidad del cabello hasta los folículos pilosos. El resultado es un cabello tonificado, con más fuerza y brillo".

  • Aceite preparador y potenciador de brillo. Aplicado antes del champú, el aceite capilar permite preparar el cabello y facilita el desenredado. Utilizado sobre el pelo seco aumenta su capacidad reparadora y protectora, convirtiéndose en el mejor cuidado capilar. Atenta al modo de aplicación:

Coge un tercio de cucharadita para melenas cortas, media cucharadita para melenas medias y una cucharadita para melenas largas. Es mejor aplicar un cantidad pequeña de aceite que aplicar demasiado.

  • Los aceites capilares se aplican en función de la longitud del cabello, del estado de las puntas y del entorno en que se vive. "Antes de aplicar el aceite, viértelo en la palma de la mano y caliéntalo. Después, extiende sobre la melena y las puntas. A continuación, cepilla con un cepillo de cerdas de jabalí, para que penetre correctamente y evitar que permanezca en la superficie", concluyen desde Leonor Greyl
prelavado
L’Huile de Leonor Greyl (34€)
prelavado
Mascarilla Purificante Pre-champú, PHYTO Detox, (19,90 €)

Potenciador de mascarilla. 

Tenemos la costumbre de ponernos la mascarilla dos o tres veces por semana y siempre después del champú. Pues ahora el cuento cambia. La mascarilla se aplica únicamente en los largos (es decir, desde el lóbulo de la oreja hasta las puntas) y debe seleccionarse en función de su estado, pero también de su naturaleza.

Una vez seleccionada, la puedes aplicar como siempre has hecho, sobre el cabello húmedo o se puede hacer antes del champú, incluso en seco. De esta manera, evitarás que el agua haga de "barrera" y dificulte la penetración del tratamiento. Además, también es una fantástica alternativa para pelo fino o sin volumen que siempre tienen miedo de que la mascarilla, aplicada después del champú, añada demasiado peso al cabello. Una vez aplicada, déjala actuar 15 minutos y después aprovecha para desenredar el pelo. A continuación, se lava el cabello de manera normal. 

prelavado
Scrub Glow Dry, Redken (27,50€)

El prewashing es para todas

Desde exfoliantes de cuero cabelludo, hasta mascarillas protectoras y reparadoras, pasando por los aceites para tratar las cutículas. Esta cosmética prewashing es apta para todas las melenas siempre y cuando las utilicen correctamente. 

 

Pásate al prelavado si:

  • Tienes cuero cabelludo irritado o con descamación
  • Tu cabello ha perdido brillo y vitalidad
  • Tienes las puntas estropeadas y la cutícula muy abierta
  • Necesitas una dosis extra de activos o simplemente quieres potenciar el efecto de la mascarilla.
  • Quieres hacer un detox capilar de residuos y toxinas que se van acumulando en la cabeza por la contaminación y otros factores ambientales. 

 

 

Truco para desenredar el cabello: cuando tengas la mascarilla puesta, péinalo con un peine de púas anchas.

prelavado
Acondicionador Pre-Lavado Volumen Irresistible, TRESemmé (5,39€)

Continúa leyendo