Vídeo de la semana

4 motivos para incluir el pre-champú en tu rutina de cuidado capilar

Este producto previo al lavado está especialmente indicado para aquellas personas que deseen mantener o recuperar la hidratación y la textura natural del cabello.

pre champu tipos
Pasa de pelito a pelazo gracias a este producto de belleza / Imaxtree

Por costumbre, después de lavarnos el pelo con un masaje suave y un buen aclarado, solemos rematar la rutina del cuidado capilar aplicando un acondicionador y una mascarilla, de forma puntual, de medios a puntas. Sin embargo, ¿sabías que también existe un tratamiento previo al lavado que tiene tantos beneficios como estos dos productos que se aplican al final? Se llama pre-champú y su misión es proporcionar a la melena fuerza, reparación e hidratación antes de realizar la limpieza.

Este tratamiento está especialmente recomendado para cabellos secos y quebradizos, pero también existen versiones especialmente formuladas para cuellos cabelludos con tendencia a engrasarse (que suelen presentarse en formato granulado) y para melenas que se enredan muy fácilmente.

¿Es necesario aplicar el pre-champú cada vez que nos lavemos el pelo? Al igual que la mascarilla, el pre-champú es un producto que se puede utilizar de forma puntual, en función de las necesidades de cada tipo de cabello, pero sí es recomendable convertirlo en parte de la rutina capilar, ya sea dos veces por semana o una vez cada diez días, a demanda.

Te contamos 4 motivos por los que merece la pena ampliar la rutina de cuidado capilar con este producto que contribuye a tener una melena más saludable:

 

1. El pre-champú protege al cabello rizado en su contacto con el agua

Cuando mojamos el pelo, la fibra capilar se expande absorbiendo el exceso de agua que recibe. Cuando se seca, por el contrario, esta fibra se contrae. Este proceso es más acusado en el caso del cabello rizado u ondulado. Dada su textura, el cabello de este tipo absorbe más cantidad de agua, por lo que su fibra se expande aún más que la del pelo liso para contraerse de nuevo cuando se seca. Para contrarrestar este efecto, el cabello rizado requiere una buena dosis de hidratación que proteja sus cutículas. De esta forma, los beneficios de un pre-champú formulado con aceite de coco son importantes: fortalece las cutículas del cabello reduciendo, de esta forma, el impacto que tiene la expansión y la contracción de la fibra capilar en cada lavado.

pre champu beneficios
Imaxtree

2. El pre-champú como fuente adicional de hidratación

El champú tradicional en formato líquido o sólido es el producto más adecuado para eliminar la suciedad que se acumula en el pelo. Sin embargo, en este proceso el cabello pierde hidratación natural y, como consecuencia, también pierde cuerpo y forma, y se pueden producir roturas y puntas abiertas. Para paliar este efecto secundario de la limpieza capilar, normalmente recurrimos a acondicionadores y mascarillas que devuelven la hidratación perdida. Sin embargo, el pre-champú hidratante entra en acción antes de que se produzca el daño, fortaleciendo la fibra capilar y el cuero cabelludo antes de someterlo al proceso de lavado.

 

3. El pre-champú prepara al cabello antes de un proceso químico y también contribuye a su reparación

El objetivo primordial de este tratamiento es devolverle el equilibrio natural a la melena. Este equilibrio se ve gravemente perjudicado cuando sometemos al cabello a tintes, mechas y otros procesos químicos, y también cuando empleamos repetidamente herramientas de calor para su peinado. La acción del pre-champú en esos casos es la de proteger, restaurar la hidratación natural y mejorar su textura.

 

4. Facilita el desenredado

Un cabello que se enreda fácilmente puede ser más propenso a una pérdida excesiva por tracción y rotura de la fibra capilar. Los agentes hidratantes del pre-champú benefician al cabello rellenando aquellos que están porosos y convirtiéndolos en suaves y tersos, facilitando un peinado fluido y sin obstáculos.

Continúa leyendo