De pelito a pelazo y sin utilizar herramientas de calor

Olvídate de las planchas, de las tenacillas y del secador. Lucir un cabello natural, saludable y libre de encrespamiento es posible si sigues estos trucos de belleza.

peinados sin calor
¿Cómo se consiguen unas ondas surferas sin plancha? Sigue leyendo... (Imaxtree).

Adoramos a nuestras planchas y secadores porque nos ayudan a conseguir peinados más que decentes con muy poco esfuerzo. Pero esta ventaja tiene su némesis en un inconveniente que no hay que perder nunca de vista: el calor de estos aparatos profesionales pueden convertirse en el peor enemigo de nuestra melena, causándole graves daños si nos excedemos en su uso, no tenemos cuidado con la temperatura y no la protegemos del calor adecuadamente. Sin embargo, por suerte, existen muchos trucos de estilo capilar para esos momentos en los que nuestro cabello necesita un descanso o, simplemente, no tenemos a mano ninguna herramienta de calor.

 

¿Cómo consigo unas ondas surferas sin mi plancha?

¡Que no cunda el pánico! Las ondas surferas se pueden crear fácilmente sin un rizador o una plancha a mano. ¿Cómo? Dividiendo el cabello ligeramente húmedo en secciones que enrollaremos sobre sí mismas y sujetaremos sin mucha tensión a la cabeza. Después de una hora se sueltan y el resultado son unas preciosas ondas naturales sin necesidad de calor. Si crees que, por experiencia, no se van a mantener durante mucho tiempo, añade un producto texturizante adecuado que no reseque tu melena.

ondas sin calor
Imaxtree.

Todo lo que dormir con trenzas puede hacer por tu look

Cepilla el cabello, divídelo en secciones y hazte cuatro o cinco trenzas girando cada cabo sobre sí mismo mientras lo unes a los demás. A la mañana siguiente comprobarás que has conseguido un un cabello con una ondulación muy natural y sin necesidad de enchufar ningún aparato.

 

Por qué los productos de tratamiento capilar son claves en esta estrategia

El mejor peinado sin herramientas de calor comienza en la ducha. Si tu objetivo es conseguir un pelo liso sin calor, lo primero es tratarlo con productos que estén formulados para ello. Además del champú adecuado para tu tipo de cabello, elige un acondicionador que complete tu estrategia, contribuya a cerrar la cutícula, mantenga el pelo hidratado, ayude a manejarlo mejor en mojado y en seco y facilite el peinado todo lo posible. No te olvides de retirar la humedad con una toalla desde la raíz hasta las puntas, pero hazlo muy suavemente para evitar el encrespamiento, obstáculo que, por cierto, nos lleva al siguiente punto.

 

Encuentra tu 'arma secreta' y no la pierdas de vista

Y nos estamos refiriendo a un producto anti encrespamiento adecuado a nuestro tipo de cabello, porque sabemos que prescindir de secador y plancha puede ser la mejor idea para darle un descanso a nuestro pelo, pero lo cierto es que hay ciertas líneas rojas que puede que no estemos dispuestas a cruzar y tienen nombre: se llaman frizz. La misión de estos productos es cerrarle el paso a la humedad y conseguir un cabello liso secado al aire. Otra buena opción es apuntarse a un tratamiento con queratina que reduzca cualquier ondulación de la melena.

 

La humedad o un clima extremadamente seco son los verdaderos enemigos que hay que batir, PERO…

Si no puedes con ellos, únete. Es decir, abraza la textura natural de tu cabello si no puedes utilizar herramientas de calor o quieres prescindir de ellas durante un tiempo. Si crees que esta sugerencia no es opción, piensa que un bad hair day lo tiene cualquiera, y que tampoco hay que darle tantas vueltas. En este caso, y si nada de lo anterior funciona, toma la calle de en medio: un recogido tipo moño o una coleta media o baja mantendrán tu pelo bajo control.

Continúa leyendo