Vídeo de la semana

¿Cómo escoger tu tono de base de maquillaje? Trucos para acertar

En la muñeca, en el dorso de la mano, en el cuello… Suelen ser los lugares más habituales a los que acudimos cuando no sabemos qué base elegir. Si crees que aún no le tienes pillado el truco a esto de encontrar el maquillaje adecuado, te interesa el tema.

base maquillaje
Getty

¿Qué buscas?

Hazte esta pregunta antes de empezar con la cruzada de la base de maquillaje perfecta, porque todo depende de tu objetivo. Las posibles respuestas son las siguientes: acabado, tono, necesidad de la piel o cobertura. Teniendo estas cosas claras, ya estás lista para salir a su encuentro.

¿Segunda piel?

Expertos de Belle & Makeup opinan que “la base de maquillaje debería ser una extensión del tratamiento que le das al cutis todos los días, por ello debes elegirla, no sólo por un acabado más o menos cubriente o jugoso, sino también por las necesidades de tu piel”. Asimismo, el tono de la base debe ser lo más parecido posible al de la piel y debe ayudar a que ésta permanezca equilibrada. Recuerda: si el maquillaje es muy claro, te dará un aspecto mortecino y si es muy oscuro, creará un efecto de piel sucia.


Para elegirlo, comprueba que sea medio tono por encima o por debajo del tuyo propio, con el fin de que consiga fundirse con la piel. Dado que lo ideal es que el resultado sea una segunda piel perfecta, no solo depende del tono de la piel, sino del matiz. “Si el matiz es cálido, los fondos de maquillaje irán orientados a tonos beige y si es frío, tenderán a rosados”, explica María Iglesias, make up artist y formadora Sisley España.

base maquillaje
Skin Long Wear, Bobbi Brown, 23 €
base maquillaje
Even Better Clinical, Clinique 45 €

En buena dirección 

Mª del Mar Sangino, formadora de SENSAI España, sostiene que, “para conseguir un acabado perfecto, hay que comenzar a aplicarla en el centro del rostro (nariz, frente, mejillas y mentón) e ir extendiéndola hacia la línea de implantación del cabello, óvalo y cuello”. Esta manera sirve para esponja, brocha o dedos. Aunque lo ideal es aplicarlo con brocha, en caso de no tener, la maquilladora de Sisley España aconseja usar la yema de los dedos desde el interior hacia el exterior, en movimientos ascendentes. Su truco es “aplicar una pequeña cantidad e ir subiendo la cobertura según la necesidad”.

base maquillaje
Prime Libre, Givenchy, 49,50 €
base maquilaje
L'Essentiel, Guerlain, 56,80 €

¿Qué formato?

Todo depende del acabado que desees y de tu tipo de piel. 

“Para un resultado natural, los fluidos son ideales. Además, iluminan, unifican, se funden perfectamente con la piel y rejuvenecen”, sostiene la experta de Sisley. Este formato es el mejor para personas con piel madura y para aquellas que deseen un efecto “no makeup”. 


Las coberturas en polvo, por lo general van destinadas a personas con piel mixta por aquello de conseguir un efecto mate. 


Trucos para engañar sin que se note

-“Difumina la base muy bien para evitar que se aprecien los “cortes” en ciertas zonas como la línea de implantación, óvalo y cejas”, destaca la formadora de Sensai.

-Mantén la piel limpia y bien hidratada antes de aplicar el maquillaje. Así conseguirás que el resultado quede más uniforme y luminoso.

-“Aplica una capa ligera de maquillaje, preferiblemente en fluido, desde dentro hacia fuera, difuminando bien las zonas conflictivas (óvalo del rostro, nariz y cejas)”, expone María Iglesias, de Sisley.

-Una vez aplicado el maquillaje con el pincel, extiende lo que sobra hacia el cuello, para que se funda y unifique. De este modo, evitarás el efecto máscara.

Si la aplicación es con pincel, el resultado es mucho más uniforme. Además economizas el producto y es más higiénico

base maquillaje
Superstay Full-Coverage Foundation, Maybelline, 13,99 €
base maquillaje
Upgrade Make Up, Sensilis
base maquillaje
Phyto Teint Ultra Eclat, Sisley, 75 €

Elige la base de maquillaje del tono exacto, o lo más parecido, al de tu tez. Si la escoges más clara te dará un aspecto mortecino y si la eliges demasiado oscura, el efecto será el de un rostro sucio. Recuerda que para dar color están los polvos bronceadores.

Continúa leyendo