Vídeo de la semana

Sabemos todo lo que hace Beyoncé (y lo que no) para conseguir su maquillaje 'second skin'

Sir John, su maquillador, tiene todas las claves para un rostro impecable de acabado muy natural.

maquillaje beyonce segunda piel
Así se consigue el maquillaje con efecto 'segunda piel' de Queen Bey (Getty Images).

Cuando te encargas de maquillar a Beyoncé es justo decir que dominas a la perfección lo que mejor funciona en cada momento de la vida de una celebrity, ya sea en un concierto de Coachella, en el estadio de Wembley, en una alfombra roja o a la hora de atender a los medios con un look working girl de aspecto súper natural.

A pesar de que el objetivo del maquillaje second skin es que parezca que no llevamos nada (pura contradicción), lo cierto es que es uno de los makeups más difíciles de conseguir si no sabemos cómo hacerlo, porque es muy fácil pasarse con la base, los polvos matificantes, el iluminador o el colorete.

 

Estas son las claves del maquillaje 'segunda piel' de Beyoncé

Sir John es el responsable del look de belleza de la cantante tanto en sus apariciones públicas como en algunos de sus videoclips, por lo que tiene mucha información de interés que aportar a la hora de emular a la diva de los escenarios en su versión más natural. ¡Apunta!

1. El brillo natural de la piel se consigue exactamente así, de la forma más natural posible

¿Qué recomienda Sir John? Lo has adivinado: ejercicio. El aumento del ritmo cardiaco y sanguíneo que se produce cuando hacemos deporte es el mejor método para conseguir un glow natural. 30 minutos al día serán suficientes.

 

2. Utiliza un rodillo de jade a la hora de trabajar el sérum y la hidratante

Ambos productos deben aplicarse para preparar la piel antes del maquillaje. El rodillo de jade asegura una correcta asimilación del tratamiento por parte de la piel. Sir John aplica la base de maquillaje cuando la piel aún está ligeramente húmeda, inmediatamente después de la crema hidratante, ya que así el producto se funde con la piel en vez de asentarse encima de ella.

 

3. Brocha mejor que beauty blender

Sir John recomienda aplicar la base de maquillaje con un pincel, que sujeta por su extremo inferior, para asegurarse de que no está aplicando más producto del que debe, y recordando siempre que el objetivo es conseguir un maquillaje ligero.

 

4. Para conseguir este efecto 'segunda piel' resulta fundamental maquillarse en un lugar que tenga muy buena luz

Por este motivo, Sir John no duda a la hora de recomendar que se realice con luz natural o invertir en una buena iluminación del cuarto de baño, ya que una luz intensa en esta habitación podría llevarnos a aplicar una cantidad mayor de maquillaje de la que necesitamos.

5. Un maquillaje second skin no debe ocultar ojeras, pecas o lunares

Si aún así deseas un poco de corrector en la zona de la ojera, lo mejor es que este producto se acerque lo más posible a tu tono de piel, punteando ligeramente con el dedo anular y difuminando después.

 

6. Utiliza una prebase para los ojos

Este primer puede ser transparente e invisible, pero si contiene pigmentos azulados servirá para iluminar el rostro.

 

7. Una piel saludable nunca es completamente mate

La piel refleja la luz de forma natural, por lo que no debemos excedernos con los productos matificantes. Unos cuantos toques en la 'zona T' (frente, nariz y barbilla) con una brocha suave serán suficientes. Evita siempre la zona de los ojos para que no se terminen acentuando los pliegues.

 

8. En vez de iluminador, utiliza crema hidratante en los pómulos

Este truco, además de crear dimensión, ilumina el rostro sutilmente y de forma natural, como si el brillo naciera desde dentro, en vez de parecer estampado en la piel. Evita siempre aplicarlo en la punta de la nariz.

 

9. Utiliza una esponjita para retirar exceso de maquillaje.

Basta sumergirla en una pequeña cantidad de limpiador para eliminar el exceso de producto (como demasiado colorete, iluminador o base) o, en el caso de que, simplemente, tengamos que rebajar un poco el tono, podremos hacerlo con la esponja seca aprovechándonos de su precisión.

Continúa leyendo