Vídeo de la semana

10 errores ‘beauty’ que cometemos en verano y cómo solventarlos

No aclarar el pelo después de la piscina, no usar protección solar… son muchos los errores que cometemos en verano sin darnos cuenta, por eso hoy te traemos los mejores tips para solventarlos.

Errores beauty
Getty images

Es verano y nuestra cabeza tiende a desentenderse de las rutinas de belleza. Y lo mismo pasa con el maquillaje, cuatro toques de polvos bronceadores encima de la piel seca y ¡listo! No, por favor.

En temporada estival cometemos varios errores sin darnos cuenta que no nos favorecen para nada, pero tranquila delooker, tenemos los mejores tips para que en septiembre vuelvas al trabajo sin manchas, arrugas y con un pelo realmente sano.

Errores de belleza que cometemos en verano sin darnos cuenta

errores verano
Unsplash

1. Seguir usando la base de maquillaje de invierno

En cuanto tu cara tenga un color morenito, di adiós a las bases de invierno. Estos productos son más espesos y nuestro rostro necesita bases más ligeras e hidratantes después de estar todo el día en el sol. Así que, ya sabes, opta por una base más ligera y que sea uno o dos tonos más que la de invierno, así evitarás el odioso corte en el cuello.

2. No poner crema con protección solar antes de maquillarnos

Lo más importante en temporada estival y, más si estás todo el día expuesta al sol, es la protección solar. Cuando salgamos a nuestros planes favoritos de verano es esencial que antes de aplicar la base de maquillaje nos demos crema para hidratar con protección solar (no menos de 30). Así evitaremos cortes en el maquillaje y arrugas y manchas en el rostro.

3. Dormir con el pelo mojado

Con el calor nos resulta muy incómodo tener que secarnos el pelo, por eso la mayoría solemos ir a la cama con el pelo mojado (sí, me incluyo). Esto está muy mal ya que la fricción de la almohada provoca roturas y el pelo se enreda mucho más. Para evitar esto, puedes esperar a que el cabello se seque o extender mascarilla hidratante para dormir con ella toda la noche.

4. Olvidarnos del cuello y el escote al maquillarnos

Esto nos ha pasado a todas alguna vez y más en verano cuando creemos que el cuello y el escote está igualado a nuestro rostro. No es así, el cuello no suele coger el mismo moreno que la cara, por eso cuando te maquilles difumina la línea de la mandíbula con la brocha y extiéndela hacia el cuello. Después, cuando te eches los polvos, no olvides pasarlos también por cuello y escote.

5. Pasar la plancha sobre el pelo húmedo

Con las prisas queremos plancharnos el pelo y nuestra impaciencia hace que nos pasemos la plancha con algunos mechones húmedos. No lo vuelvas a hacer, solo conseguirás abrir la cutícula y como resultado, un cabello quebradizo y sin brillo. Para no estropear tu melena, seca tu pelo hasta el final y utiliza protectores térmicos.

6. No utilizar un fotoprotector capilar

Nos creemos que no pasa nada si no nos protegemos el pelo del sol. Deshidratación, sequedad, fragilidad, cambios en el color, puntas abiertas… Sí, todo esto te pasará si no usas un fotoprotector. Cada dos o tres horas aplícalo y notarás grandes mejoras. Aprovecha, también, la tendencia de los pañuelos y gorros y úsalos como protectores.

7. Abusar de los polvos bronceadores

Queremos vernos morenas por encima de todas las cosas, eso lo tenemos claro, pero un moreno bonito y no anaranjado. No abuses de los polvos bronceadores, puedes crear manchones y un color no muy agradable. Simplemente aplícalos (después de tu crema hidratante con protección y tu base de maquillaje) sobre los pómulos y en la línea de la mandíbula.

8. Utilizar coloretes oscuros

No a los coloretes oscuros en verano, no favorecen nada. Los tonos que hay que usar para que tu rostro se vea más fresquito son los más naturales y más claritos como los tonos melocotón. Aplícalos en la parte superior del pómulo.

9. Ducharnos con agua caliente

Aprovecha las altas temperaturas para darte las duchas con agua fría. Lo único que conseguirás son beneficios: disminuye las rojeces e inflamación, activa la circulación sanguínea, mejora el aspecto de la piel y del cabello, ayuda a atenuar las arañas vasculares...

10. No aclarar el pelo después de la piscina o la playa

El cloro, el salitre, la arena… son factores que estropean la fibra capilar haciéndola más susceptible a la rotura. Simplemente debes aclarar muy bien el pelo al salir de la piscina o playa. Si no tienes ducha, date el baño con gorro o con los protectores capilares sin olvidar aplicar una mascarilla o aceite nutritivo después.

Continúa leyendo

#}