Arrugas de labios

7 trucos para cuidar el contorno de labios y evitar el temido 'código de barras'

A veces las cremas faciales no son suficientes para vencer esas arrugas que nos salen en el rostro, especialmente las del contorno de los labios. Te presentamos hoy en este artículo 7 trucos que debes conocer si quieres prevenir estas molestas arrugas en los labios. ¡Toma nota!

Arrugas en el contorno de los labios
Freepik

La piel del contorno de los labios tiende a arrugarse pronto porque está sometida a continuas flexiones cuando hablamos, sonreímos, nos enfadamos o lloramos. Además es una piel más fina y delicada que la de las mejillas o la frente, y hace frontera con los labios, carentes de glándulas sebáceas y que constituyen otra zona muy frágil del rostro.

Por estos motivos, el cuidado del contorno de labios requiere de un mimo especial para evitar la aparición de las arrugas que llamamos, de forma coloquial, código de barras. Su nombre popular se debe a que se presentan un conjunto de varias arrugas alineadas de forma paralela entre ellas y perpendiculares al labio superior.

Si no tienes problemas de acné, puedes extender tus bálsamos labiales un poco más allá, hacia el contorno de los labios, y masajear suavemente con la yema de un dedo.

Cómo evitar el efecto código de barras en los labios

El código de barras afea la expresión del rostro cuando se presenta en mujeres jóvenes, con el resto del cutis en buenas condiciones, envejeciéndolas más allá de aparentar su edad biológica. Y es que hay factores que predisponen a sufrir esas odiosas arrugas perpendiculares al labio superior, aunque también hay muchas formas de prevenir su aparición. Te dejamos con las siete más efectivas:

  • No fumes. El tabaco envejece la piel con mucha rapidez. Por si fuera poco, el gesto de inhalar el humo del cigarro, repetido varias veces cada día, se suma al estrés oxidativo causado por fumar y el resultado ya sabemos cuál es.
  • Hidrata los labios y su contorno con productos adecuados. Si no tienes problemas de acné, puedes extender tus bálsamos labiales un poco más allá, hacia el contorno de los labios, y masajear suavemente con la yema de un dedo. En caso contrario o si la sensación del bálsamo en el contorno labial te resulta incómoda, usa un producto específico. Muchos contornos de ojos pueden usarse también en la zona del contorno de los labios.
  • Protégete de la radiación ultravioleta. Los labios carecen de melanina y, por tanto, se encuentran indefensos ante las radiaciones solares y requieren de protectores específicos con alto nivel de protección solar. En cuanto al contorno de labios, tú eliges si prefieres extender tu protector labial o usar tu crema protectora para el rostro.
  • Hidrátate también por dentro. Si estás deshidratada, tu piel lo achaca. No hace falta que te hinches ingiriendo líquidos hasta que no puedas más, porque eso es contraproducente. Aplica el sentido común.
  • Exfolia, sí, pero con mucha suavidad. Los labios y la piel que los rodea también necesitan exfoliarse, de nuevo con productos específicos. Al ser el contorno de los labios una zona delicada, no pienses que por presionar con más fuerza tu scrub labial vas a obtener mejores resultados. El secreto está en hacerlo con suavidad, una vez por semana, y con productos que ayuden a nutrir y regenerar la zona. Desaconsejamos los peelings químicos en la zona del contorno de labios aunque puedan ser suaves.
  • Adapta tus cosméticos a medida que cumples años. Una piel de 20 años no necesita lo mismo que una piel de 50. Cuando vayas notando que tus cosméticos para cuidar el contorno de labios se te van quedando cortos, esos que te han acompañado de forma fiel durante años, piensa en pasarte a otros un poco más nutritivos o con algún activo antiage. Recuerda: siempre deben ser productos aptos para ser aplicados en una zona tan delicada.
  • No dejes de sonreír. Es cierto que los labios y la piel que los rodea sufre más con los gestos que, por ejemplo, la zona de las mejillas. Pero la naturaleza es sabia y si esta piel es más fina es para que, como sucede con la del contorno de los ojos, se adapte mejor a tanto movimiento. La condición que te pide tu piel a cambio es que no la castigues con contaminantes o productos muy agresivos, y que la cuides un poquito.

El código de barras nos da pavor, pero con unos sencillos hábitos, la mayoría muy sencillos de cumplir, podemos evitar su aparición hasta edades muy avanzadas. Incluso hay ancianitas que no lucen estas molestas arrugas. ¿Estará en esta lista su secreto?

Continúa leyendo