Vídeo de la semana

Por qué deberías incluir un cepillo limpiador facial en tu rutina de belleza

Si estás buscando una limpieza profunda y sacarle todo el partido a los cosméticos de cuidado de la piel, esta herramienta te interesa.

cepillo limpiador facial
Te contamos todos los beneficios y ventajas de este 'gadget' de belleza (Imaxtree).

Antes de aplicar cualquier producto de cuidado de la piel, esta debe estar completa y perfectamente limpia. Esto no solo incluye a los restos de maquillaje, sino también al exceso de grasa, la suciedad ambiental y otras impurezas que acumula la piel a lo largo del día.

Aquí es donde entra en juego el cepillo de limpieza facial. Esta herramienta garantiza que la piel está recibiendo una limpieza profunda, acompañada de una exfoliación suave que consigue eliminar toda la suciedad y las células muertas de la piel, al tiempo que la estimula para que los productos de cuidado - hidratación, nutrición - penetren más profundamente.

 

Cepillo de limpieza facial: ¿cómo funciona?

 

  • Limpia la piel en profundidad

Cuando nos limpiamos la piel utilizando las manos, muselinas o discos de algodón, en realidad no estamos eliminando toda la suciedad que acumulan los poros de la piel, incluso si la sentimos limpia al terminar el proceso. Los cepillos faciales realizan una limpieza en profundidad, eliminando incluso las impurezas más rebeldes y la grasa que se acumulan en los poros gracias a su movimiento de rotación mecánica y al trabajo de sus cerdas suaves.

  • Exfolia suavemente

Los cepillos faciales no solo limpian en profundidad la piel, sino que también la exfolian, eliminando las células muertas que se encuentran en la capa superior. Además, su movimiento genera un masaje que contribuye a mejorar la circulación sanguínea, lo que da lugar a un aumento de la renovación celular. Esta pequeña exfoliación también contribuye a que los productos de cuidado facial penetren más profundamente en la piel, trabajando así de manera más efectiva para mantener siempre una piel de aspecto saludable.

 

Cepillo de limpieza facial: ¿qué tipos existen?

Los cepillos faciales pueden ser manuales, giratorios y vibrantes. Los manuales no tienen baterías ni se conectan a la red y se utilizan realizando movimientos circulares suaves sobre el rostro húmedo y con el limpiador facial habitual. Los cepillos giratorios son automáticos y electrónicos. Cuando se encienden, su cabezal gira realizando movimientos circulares y son resistentes al agua. A diferencia de los anteriores, los cepillos vibrantes no solo giran, sino que vibran al tiempo que se deslizan sobre el rostro.

Cepillo de limpieza facial: ¿cómo se utiliza?

Si el rostro tiene maquillaje, lo mejor es retirar antes todo lo posible con una toallita o con un producto limpiador y discos desmaquillantes para evitar que esta suciedad pueda penetrar en los poros de la piel al utilizar el cepillo facial. Una vez cumplido este paso y con la cara humedecida, se aplica limpiador facial de manera uniforme por todo el rostro y, a continuación, se realiza la limpieza con el cepillo facial deslizándolo suavemente y sin presión por toda la cara y evitando el área de los ojos. Asegúrate de limpiar el cepillo después de cada uso lavándolo con agua y jabón, y guárdalo solo cuando esté completamente seco.

 

Cepillo de limpieza facial: ¿sirve para todo tipo de pieles?

Al igual que no todos los limpiadores funcionan igual en todas las pieles, cada tipo de piel determina qué cepillo es el más adecuado para su limpieza, así como su frecuencia de uso. En pieles normales y grasas puede utilizarse diariamente, mientras que las pieles más secas y sensibles lo tolerarán mejor si su uso se reduce a un par de días a la semana.

Se recomienda evitar su uso en zonas que tengan heridas y también en caso de que la piel acabe de pasar por un tratamiento de dermoabrasión, al igual que si la piel se ha quemado con el sol o si sufre afecciones cutáneas como rosácea, psoriasis o eccema.

Continúa leyendo