Vídeo de la semana

'Layering': 7 trucos para crear un perfume único a partir de otros que ya tienes

Así es cómo se crea una fragancia personal e intransferible combinando tus aromas favoritos...

como combinar perfumes
Unsplash.

El arte de mezclar dos o más aromas en la piel es una técnica que suele pasar desapercibida pero que, en realidad, se utiliza desde hace años. Si lo pensamos en términos de encontrar nuestro propio estilo personal, esta combinación no es tan diferente a la de vestirnos con varias capas de ropa. El resultado del llamado layering es un olor absolutamente característico de quien lo lleva, pues sabemos que una fragancia no huele exactamente igual en dos personas.

¿Cómo hacer 'layering' de perfumes?

O lo que es lo mismo: ¿Cómo podemos conseguir el perfume de nuestros sueños? Muy fácil: a partir de fragancias que ya poseemos y que lo más probable es que nos encanten. Dominar esta técnica nos ayudará a preparar nuestro propio cóctel olfativo cuando más nos apetezca. 

Para perfeccionar el arte de combinar aromas, lo mejor es comprender primero cómo funciona el sistema de capas de cualquier perfume, que se compone a partir de diferentes notas olfativas:

  • La nota de salida es la que se capta de inmediato según se aplica y suele ser la más fresca.
  • La nota media es el corazón de la fragancia y suele ser más cálida y suave que la anterior.
  • Por último, la nota de fondo o base se corresponde con el aroma que se desarrolla al final y el que permanece con nosotras durante más tiempo, mucho después de que las notas anteriores hayan desaparecido. 
como mezclar fragancias
Unsplash

La aplicación de un perfume a capas no significa necesariamente rociar dos perfumes directamente uno encima de otro, pero quizá es la forma más sencilla de empezar a experimentar. Si te decantas por esta opción, no debes esperar a que la primera capa de perfume se seque completamente antes de aplicar la segunda. Lo más recomendable es hacerlo sobre una de las muñecas y presionar sobre la otra para mezclar bien cada fragancia.

Sin embargo, existen otros métodos para crear un perfume a capas personal e intransferible. De hecho, se puede empezar según salimos de la ducha al aplicarnos una loción hidratante perfumada y después continuar con otra fragancia de nuestra elección.

Un tercer método consiste en rociar un aroma en las muñecas y otro diferente en el cuello. En definitiva, se trata de jugar sin miedo con diferentes combinaciones hasta conseguir el olor que mejor nos representa.

mezclar fragancias capas
Unsplash

¿Qué perfumes se pueden mezclar?

Aunque gran parte del éxito de este experimento se debe al gusto personal, existen ciertas pautas que aseguran un layering perfecto:

1. Los aromas más pesados, primero

Como norma general, los aromas más pesados deben aplicarse primero para que sus notas olfativas - que son más potentes - no dominen completamente a los más ligeros.

2. Combina dos fragancias que tengan algo en común

La forma más sencilla de comenzar a mezclar es combinando dos fragancias que tengan alguna nota olfativa en común, como los cítricos o el jazmín, y continuar desde este punto.

3. Mezcla fragancias que tengan una estructura lineal

Es mucho más sencillo mezclar fragancias que tienen una estructura lineal, es decir, que huelen igual al principio y hasta que se secan en la piel, sin cambiar. Las fragancias amaderadas y los almizcles son las mejores para combinar en este sentido.

4. Prueba diferentes combinaciones

Es el mejor método para descubrir lo que realmente funciona en cada caso. Sin embargo, para evitar que esta prueba de 'ensayo y error' se dilate en el tiempo más de lo que nos gustaría, es importante elegir perfumes que se complementen entre sí como los florales y los picantes; los aromas con base de sándalo y los cítricos, o los amaderados con los afrutados (siendo este contraste mucho más potente que el de los anteriores ejemplos).

5. Evita mezclar fragancias que sean demasiado embriagadoras

El resultado de utilizarlas juntas puede resultar pesado. Pero, como decimos, el gusto personal juega un importante papel cuando hablamos de layering.

6. Presta atención al estado de tu piel

Lo más recomendable es mantenerla muy hidratada para que pueda retener los aromas eficazmente.

7. Juega con lociones, aceites y cremas corporales perfumadas

El layering no se basa únicamente en la mezcla de perfumes con base alcohólica, sino que las lociones, los aceites y las cremas corporales perfumadas juegan un importante papel en este proceso. Puedes probar a mezclarlos entre ellos o utilizarlos como capa base de las fragancias que vayas a aplicar después. El orden más recomendado en este caso es el siguiente: en primer lugar, cremas y lociones, después aceites y, por último, fragancias con base alcohólica.

Continúa leyendo