Vídeo de la semana

Descubre la técnica centenaria que asegura unas cejas perfectas

Ha sido el principal método de depilación facial en Asia durante siglos y se ha convertido en uno de los más demandados en todo el mundo gracias a su eficacia.

threading depilacion cejas
Cuando descubras esta técnica de depilación para tus cejas, no querrás probar ninguna otra (Unsplash).

Es una realidad: las cejas nos fascinan y queremos saberlo absolutamente todo sobre ellas. Tendencias, cómo maquillarlas, encontrar la forma que más nos favorece sin depilarlas en exceso y sin pasar horas delante del espejo,… Pues bien, resulta que las mujeres asiáticas nos llevan no años, sino siglos de ventaja con esta técnica de depilación facial de la que seguro que has oído hablar porque cada vez acumula más fieles: el threading o depilación con hilo.

 

¿En qué consiste la depilación con hilo?

La depilación con hilo consiste en atrapar cada vello con un hilo de algodón y eliminarlo de raíz con un suave pero certero movimiento. La precisión en la ejecución es la máxima de esta técnica y, al contrario de lo que pueda parecer, ya que estamos hablando de eliminar el vello uno a uno, este método es rápido y prácticamente indoloro.

Eso sí, se trata de una solución temporal que, además de funcionar especialmente bien en el caso de las cejas, también puede utilizarse para eliminar cualquier vello facial como el labio superior o la zona de las patillas. En el caso de áreas corporales más extensas, la depilación con cera o el tratamiento con láser son métodos mucho más rápidos y efectivos.

 

¿Cuáles son sus mayores ventajas?

En primer lugar, la precisión del acabado ya que, gracias a la pericia de quienes lo practican de forma profesional, hasta el pelo más pequeño puede ser extraído de su folículo. Por tanto, este método consigue acabar con los vellos a medio crecer que no consiguen eliminar otros, como la cera o las pinzas.

depilacion hilo cejas
Unsplash

Por otra parte, el threading permite un control total sobre qué pelitos se eliminan y cuáles no. La depilación con hilo permite quitar el vello de uno en uno o eliminar varios a la vez y en una única pasada, obteniéndose como resultado unas cejas con la mayor definición.

También hay que tener en cuenta que se postula como una de las mejores técnicas para mantener la forma de las cejas en el tiempo. A diferencia de las pinzas, que no siempre pueden deshacerse de los vellos más cortos, la depilación con hilo puede eliminar todo tipo de pelo, por lo que todos crecerán al mismo tiempo. De esta forma, no necesitarás retoques cada semana, sino que podrás pasar mucho más tiempo - entre cuatro y cinco semanas aseguran los expertos - sin volver a tener que dedicarle tiempo a su depilación.

Todo depende del estado de cada ceja, pero podemos afirmar que el threading es uno de los métodos de depilación más rápidos que existen. De media, una sesión puede durar en torno a 10 minutos, por lo que si tus cejas están en 'buena forma', este proceso puede llevarte poco más que un suspiro, y cuando estamos hablando de depilación, es decir, de una técnica de belleza que no resulta ser de las más agradables del mundo, esto puntúa doble.

Dado que este método se centra solo en el vello, el threading es una de las técnicas de depilación más respetuosas con la piel, ya que el contacto del hilo con la dermis es mínimo. Por este motivo, existen pocas posibilidades de que se produzca alguna irritación. Al evitarse este contacto en gran medida, como decimos, el threading es uno de los métodos más recomendados para las pieles sensibles y aquellas que son propensas al acné. Sin embargo, existen casos, sobre todo en las pieles más sensibles, en los que sí puede causar un poco de enrojecimiento, que se alivia fácilmente con alguna loción refrescante a base de aloe vera, árbol de té o agua de rosas.

Continúa leyendo