Todo lo que siempre quisiste saber sobre los exfoliantes

¿Qué tipos hay y cuál es el que necesito? ¿Con qué frecuencia hay que exfoliarse la piel para no dañarla? ¿Qué funciones son exactamente las que cumplen? Te lo contamos todo.

Exfoliante. Hemos oído hablar sobre este producto miles de veces, pero siempre quedan dudas. Sabes que ayuda a arrastrar impurezas y células muertas y que, por ende, favorece la renovación celular. Pero… ¿qué tipos hay y cuál es el que necesito? ¿Con qué frecuencia hay que exfoliarse la piel para no dañarla? ¿Qué funciones son exactamente las que cumplen? Te lo contamos todo.

¿Mecánico o enzimático?

Cada piel tiene sus particularidades, pero para escoger un exfoliante, la parte del cuerpo que te indicará mejor cómo es tu piel es la del rostro. Si tienes la piel sensible, reactiva o con tendencia a la irritación es preferible que el exfoliante sea mecánico, es decir, con partículas de arrastre -preferentemente de origen natural-, porque este tipo de productos suelen ser menos invasivos. Sin embargo, si tienes un acné muy fuerte o resistente te irá mejor un exfoliante enzimático, que es el procedimiento más suave que hay ahora mismo. Se trata de exfoliar la piel a través de enzimas vegetales, casi siempre de frutas como la piña (bromelina) y la papaya (papaína), aunque también pueden proceder del aloe vera, la calabaza o los fermentos de levadura.

¿Frecuencia de uso?

En casos sin particularidades, se puede usar 1 o 2 veces a la semana, depende de las necesidades de cada piel. Lo mejor es probar para ver cómo responde la piel y así saber qué es lo que mejor le va. Pero en ningún caso es recomendable superar la dosis de dos exfoliaciones semanales. Si tu piel es muy sensible, mejor una semana sí, una semana no, y siempre vigilando la tolerancia obtenida.

Método de empleo

Es muy común lanzarse a la exfoliación sin haber limpiado el rostro antes porque se piensa que el exfoliante limpia, y no es así. La función del exfoliante es eliminar impurezas, no arrastrar la suciedad por el rostro. Tras este paso, lo que debes hacer es mojar el rostro con agua tibia (y si tuenes tiempo emplear vapor para abrir los poros) y aplicar el exfoliante. Masajea con delicadeza con movimientos circulares de dentro hacia fuera y retira con agua tibia. Después, moja el rostro con agua fría para cerrar los poros y estimular aún más el tejido.

Las funciones

El exfoliante sirve para eliminar las células muertas de la piel, lo que estimula la renovación celular e incrementa la oxigenación de la piel, evitando la formación de granos y la descamación. Todo ello se traduce en una piel con mejor textura, un tono más homogéneo y más luminosidad. 

¡Ahora solo queda poner en práctica toda esta teoría y lucir un rostro espectacular! Para ello, te proponemos algunos productos:

Exfoliante facial 100% vegano de Plátano y Café el aliado frutal de las pieles mixtas, secas y sensibles.

Exfoliante de Varanski Naturals
Varanski Naturals

Aunque puede ser utilizado por todos los tipos de piel, el exfoliante facial de Plátano y Café de Varanski Naturals beneficia especialmente a las mixtas, secas y sensibles. Precio: 23,90€.

Agua Micelar Desmaquillante

Agua Micelar Desmaquillante, a la venta en Sephora
Sephora

Agua micelar con zinc -principio activo muy utilizado en cosmética antiacné por su efecto astringente- y aloe vera de origen natural para eliminar eficazmente la suciedad del rostro (maquillaje, contaminación, etc.) y purificar la piel. A la venta en Sephora. Precio: 13,99 euros.

Essential Lip Scrub de WUNDER2

Exfoliante de WUNDER2
WUNDER2

Exfoliante labial hidratante con partículas de azúcar y manteca de Karité. Precio:14,83 euros.

Continúa leyendo