La vagina, importa: consejos y cuidados

Utilizar productos adecuados es la clave para prevenir infecciones vaginales. Hay que tener en cuenta que el pH de nuestra zona íntima varía y no debemos darle los mismos cuidados que al resto de nuestro cuerpo.

Emplear productos específicos para la zona vaginal nos cuesta. Sí, la vagina, otra palabra que también cuesta decir sin que sintamos un halo de vergüenza. Sin embargo, lectora, la vagina (repito), importa y mucho. Así que vamos a darle el cuidado que merece.

La higiene íntima, pese a ser la gran asignatura pendiente de las españolas, es la principal vía de prevención ante las infecciones vaginales. Y teniendo en cuenta que el pH de nuestra zona genital varía, parece obvio que no debamos darle los mismos cuidados que al resto de nuestro cuerpo. Y ahora viene la frase típica: ¿acaso te lavas el pelo con el gel? Pues eso, si en otras zonas de tu cuerpazo aplicas productos formulados al detalle para tal fin, por qué dejar a la vagina tan desentendida.

De hecho, en España, el 75% de las mujeres han sufrido infecciones vaginales. Tres de cada cuatro han sufrido alguna infección al menos una vez en la vida y más de la mitad la padecen incluso entre dos y cuatro veces al año a causa de las relaciones sexuales. Por eso, limpiar la zona íntima de forma sistemática y rutinaria es imprescindible para una buena salud.

Cierto es que la vagina está protegida de forma natural por un conjunto de microorganismos, cuya función es mantener el nivel de acidez adecuado y evitar la colonización de gérmenes patógenos externos. Sin embargo, esta defensa natural puede verse alterada por muchos factores: una higiene íntima excesiva o deficiente; las relaciones sexuales; el uso de los anticonceptivos, o causas ambientales (ropa ajustada, tampones, compresas, salvaslips...), entre otras.

Dicho esto, así se lleva a cabo un correcto cuidado de la vagina:

-          Lávate las manos antes de limpiar la región genital y la zona rectal.

-          Ni un extremo ni otro. Es decir, si tu limpieza en esta zona es deficiente es probable que sufras una infección, pero si te excedes en la limpieza de esta zona puedes alterar el pH y desproteger e irritar la vagina. Lo ideal es lavarse una vez al día en condiciones normales, aunque también es recomendable hacerlo una segunda vez si ese día practicas deporte o mantienes relaciones sexuales.

-          Utilizar un jabón específico. Los jabones vaginales tienen un pH más ácido (alrededor de 5) y están compuestos por agentes limpiadores más suaves para respetar la acidez de la mucosa vaginal. De hecho, encontrarás en el mercado distintos geles, para que escojas el que mejor se ajuste a las necesidades de tu zona íntima.

-          Limpia la zona de delante hacia atrás para evitar la migración de bacterias.

Y para que sepas por dónde empezar (si eres nueva en esto de cuidar la vagina como se merece), te recomendamos un par de productos:

Gel de higiene íntima de Chilly
Chilly

Chilly pH 3.5

Gel de higiene íntima que proporciona protección y contribuye a prevenir molestias íntimas. Precio: 3,99 euros.

Sérum íntimo de Münnah
Münnah

ÍNTIMO DE MÜNNAH

Serum vaginal con una selección de principios activos exclusivamente naturales y ecológicos. Ideal para lubricar, hidratar y regenerar la delicada zona íntima femenina, además de proteger de infecciones genito-urinarias. Administración: Vía vaginal. Precio: 29,90 euros, a la venta en www.munnah.es

Continúa leyendo