Vídeo de la semana

Mascarilla de jengibre: la solución perfecta para prevenir (y combatir) las arrugas

¿Te preocupan las primeras arrugas? Tenemos la solución perfecta para ti. Lo mejor de todo es que puedes prepararla en tu casa.

Jengibre
Jengibre

No hace falta que te digamos que el jengibre es uno de los ingredientes que cada día se introduce más en el mundo de la belleza, ¿verdad? Seguramente lo hayas visto en Instagram más de una vez y puede que te hayas sorprendido porque, aunque se trate de un alimento muy conocido en el mundo de la gastronomía es también, sin duda, un aliado perfecto para el cuidado de la piel entre otros muchos beneficios.

El jengibre se emplea para muchísimos platos pero también es perfecto a la hora de elaborar trucos de belleza naturales. Gracias a sus antioxidantes, ayuda a combatir el envejecimiento prematuro y a corregir las líneas de expresión y  arrugas. Además, hace que la piel luzca suave, sedosa y libre de acné (sobre todo si se combina con la miel). Para preparar tu mascarilla exfoliante de jengibre solo necesitarás seguir los siguientes pasos:

Ingredientes y preparación

Bella Hadid | Instagram
Bella Hadid | Instagram

1 cuchara de jengibre rallado

1 cucharada pequeña de miel

2 cucharadas de aceite de almendras

2 cucharadas de sal

La preparación es muy fácil. Solo tienes que mezclar los ingredientes hasta obtener una mezcla homogénea. Utiliza la pasta obtenida para exfoliarte la piel. Solo tendrás que colocar la masa sobre el rostro previamente lavado y dar masajes circulares. Deja que la mezcla actúe durante unos 15-20 minutos y retírala con agua fría.

Si tienes la piel sensible, prueba la mascarilla por primera vez en una zona pequeña de la piel y espera para comprobar si realmente irrita o no el cutis.

Otros beneficios

Bella Hadid | Pinterest
Bella Hadid | Pinterest

Si además de limpiar tu piel y minimizar las arrugas quieres conseguir otros efectos, esto te interesa. Resulta que el jengibre es un producto que también tiene otros beneficios  que puedes aprovechar con otras recetas. Por ejemplo, ayuda a estimular los jugos gástricos y, así mismo, mejorar la digestión, combate enfermedades como la gripe o resfriados, favorece la buena circulación, funciona como antidepresivo natural, reduce la hinchazón e incluso es capaz de disminuir las migrañas y combatir los dolores menstruales. ¿Ya lo has incluido en tu dieta? 

Continúa leyendo