Anita Matamoros y su drama: el cáncer de Kiko Matamoros y la muerte de su amigo

La joven 'influencer' está pasando por el peor momento de su corta vida. A la enfermedad de su padre Kiko Matamoros se suma la muerte de uno amigo suyo en Tailandia. La hermana pequeña de Laura Matamoros afronta con positivismo este bache.

Anita Matamoros
instagram/_anitamatamoros

La recta final de Anita Matamoros antes de entrar en la veintena ha comenzado de la forma más agridulce… La hija pequeña de Kiko Matamoros y Makoke está pasando por uno de los momentos más duros de su corta vida a pesar de que hace un par de días estaba feliz de celebrar en Ibiza su cumpleaños, acompañada de amigos y su pareja David Salvador, que se ha convertido en el protagonista de este cumpleaños dado que en una foto de la hermana pequeña de Laura Matamoros se le ve en calzoncillos y “marcando” sus partes más íntimas.

 

 

Bolonia, Menorca y Filipinas completan la exuberante lista de destinos turísticos que ha visitado en lo que va de verano, pero ninguno es ahora lo suficientemente atractivo para Anita Matamoros, que ha recibido un duro golpe al enterarse de la enfermedad de su padre. Ha salido a la luz que Kiko Matamoros tiene varios tumores en la vejiga y según ha informado, “el pronóstico no es optimista”. Habrá que esperar al próximo 6 de agosto, cuando será operado de urgencia.

 

Pero ahí no acaban los dramas en la vida de la influencer… La joven acaba de anunciar, a través de las redes sociales, el fallecimiento en Tailandia de uno de sus mejores amigos. Al parecer, el chico de 26 años, se encontraba en el conocido paraje natural Namuang Safari, en la isla de Ko Samui, provincia de Surat Thani, cuando se desvió del grupo con el que iba y calló al vacío. Anita Matamoros, que no pensaba pronunciarse al respecto, se ha visto obligada a hablar a su más de 484.000 seguidores para esclarecer la situación y pedir respeto. “Se ha llegado a decir que si iba en moto, que si estaba cruzando una cascada, deslizándose por ella… He leído una barbaridad de mentiras y no son verdad. Tan solo subieron a ver un paisaje y, de pronto, no se volvió a saber más de esta persona”, ha querido aclarar vía Instagram Stories.

 

 Recibiendo estos duros golpes, Anita Matamoros ha hecho una reflexión en Instagram con un mensaje esperanzador y lleno de fuerza para animar, ya de paso, a todos los que estén pasando un mal momento. “A veces la vida decide darnos las lecciones más duras en los que se supone que deberían ser nuestros mejores momentos. Hace un año no me hubiese imaginado estar donde estoy, o mejor dicho, como estoy. Muchas cosas han cambiado en el último año, parecía que el tiempo se ralentizaba con las malas noticias, así como también se aceleraba en los buenos momentos, que han sido muchísimos. Pero siendo realistas, este último año ha pasado volando, arrasando como un tornado lo que conocía como mi vida y dejando recuerdos nuevos, así como escombros que seguro seré capaz de reconstruir”, compartía con todos.

 

"Lo voy a intentar, haremos lo que mejor sabemos hacer, ser fuertes, estar unidos y seguir caminando. No dejo de pensar que la vida quiere recordarme que es algo frágil y perecedero que debo disfrutar, y que de cada momento malo aprenderé una lección que quizá no quería aprender, al menos no de esa manera. Por eso os invito a no meteros nunca en la cama con la palabra en la boca ni con un pensamiento negativo sino siempre con la conciencia tranquila ya que es la única manera de alcanzar la felicidad y a vivir cada día como una nueva oportunidad, a querernos, cuidarnos y valorar más las cosas, personas y sobretodo los momentos”, ha finalizado Ana Matamoros en su publicación, que almacena casi 60.000 ‘likes’, casi un récord en su historial de Instagram.

 

Continúa leyendo