Vídeo de la semana

Blanca Suárez se sincera: «Se ha cuestionado demasiadas veces mi aspecto físico»

A pocos días del 8M, la actriz de 'Las chicas del cable' habla de la necesidad de “romper con las etiquetas que nos imponen, que nos impiden expresarnos con libertad y que nos juzgan por cómo somos, no por lo que somos”.

Blanca Suárez se sincera sobre la necesidad de acabar con las etiquetas
ETAM

Es el momento de tomar buenas referencias, de admirar a quién sea digno de tal rol, de copiar comportamientos que merezca la pena imitar. Y nos gusta Blanca Suárez. La actriz, que saltó a la fama gracias a su papel en la mítica serie El internado, no solo ha sabido mantenerse en la cima, sino que además lo ha logrado sin perder un ápice de naturalidad y mostrando una imagen de respeto hacia los demás y sobre todo hacia ella misma.

En un momento en el que la mujer lucha por la igualdad laboral, social y doméstica, principalmente, conviene aplaudir a aquellas que como la actriz se encuentran en una posición de éxito, y que aprovechan esta situación privilegiada para utilizar su voz como altavoz.

Blanca Suárez, embajadora de la liberación femenina que promueve la firma Etam
Blanca Suárez, embajadora de la liberación femenina que promueve la firma Etam

“Nos ha costado mucho llegar hasta aquí, liberarnos de las etiquetas que nos limitan. Etiquetas sobre nuestros cuerpos, etiquetas sobre nuestra personalidad, etiquetas sobre nuestra edad”, ha expresado Blanca, embajadora de la firma lencera ETAM. Y la actriz sabe muy bien de lo que habla porque su imagen se juzga a menudo. Pálida, rellenita, escuálida, caderona, plana, sosa, arrogante, descarada, pechugona… Hay que frenar el uso de adjetivos calificativos dañinos. Cada mujer es tan única como ella misma, y precisamente eso es lo que hace que este mundo sea mejor, más bonito y más divertido. ¡De lo contrario seríamos una producción de Barbies andantes!

Sin embargo, la de Las chicas del cable no cree que se la haya valorado más por su cuerpo que por su talento, pero sí piensa que su aspecto físico ha sido objeto de debate más de lo que debería y de lo que le hubiera gustado. “Se ha puesto demasiadas veces sobre la mesa mi aspecto físico”, opina Blanca. En esta línea, la madrileña nos invita a todos (a estas alturas espero que todo el mundo sepa que el feminismo también es cosa de hombres) a liberarnos de esas etiquetas que nos hacen menos libres de cuerpo y de mente. “Ha llegado el momento de liberarnos. De romper con las etiquetas que nos imponen, que nos impiden expresarnos con libertad, que nos juzgan por cómo somos, no por lo que somos”, ha añadido. Un mensaje que pide a gritos que la imagen sea menos importante, que se valore a las personas por lo que son. “Nos ha costado mucho, pero este es nuestro momento. Ninguna etiqueta puede pararte, es el momento en el que ser tú misma, te cueste menos”, asegura la actriz.

Para lograr esta visión correcta de la posición de la mujer, hay que empezar en casa. La familia es el punto de partida para desarrollarse en la vida sin machismo y así lograr la igualdad de género. «A mi hermano y a mí nos han inculcado una absoluta igualdad en todos los aspectos de la vida y tenemos muy integrado que ha de ser así. Con eso por delante se llega bastante más lejos», explica.

A pocos días del 8M,esta dosis de empoderamiento es necesaria. Sin embargo, conviene entender que este pensamiento de igualdad y de adiós etiquetas no significa que siempre haya que estar con el ánimo y la autoestima por las nubes. Es más bien entender que no hay etiquetas asociadas al género. En palabras de Blanca: “Habría que especificar en cuestión de humanos y de personas porque también hay hombres que son muy frágiles”.

Así es Blanca Suárez, una mujer que también merece aplausos cuando no está ejerciendo su profesión.

Continúa leyendo