El bikini de rayas de Paula Echevarría realza el pecho y hace un escote precioso

Encontrar un bikini que te siente bien y con el que te veas guapa no es tarea fácil. Y gracias a la actriz hemos encontrado uno que es elegante y muy sensual.

Paula Echevarria
Paula Echevarria (GTRES)

A estas alturas de mayo, no podemos ya dejar de pensar en bañadores, bikinis y todo lo que tiene que ver con las vacaciones y a la playa. A Zara ya han llegado los primeros bikinis (todos de estilo muy miminalista) y algunas famosas, las grandes privilegiadas, están tomando en sol en sus terrazas o piscinas. Y Paula Echevarría es una de ellas. ¡Qué rápida ha estado la actriz! Pero no solo en ser de las primeras que está aprovechando estos días de confinamiento para dorarse vuelta y vuelta, también porque se ha adelantado al resto y ya luce las primeras tendencias en bañadores y bikinis del verano 2020.

Y sí, para qué lo vamos a negar, el fichaje de Paula Echevarría ha sido todo un descubrimiento porque su bikini realza el pecho y hace un escote precioso. Encontrar un bikini que te siente bien y con el que te veas guapa no es tarea fácil. De sobra lo sabemos todas y más aun cuando te toca darte el primer chapuzón del año.Paula Echevarría nos ha chivado cuál es el modelo de bikini que mejor sienta a todas las que queremos presumir de cuerpazo esta primavera-verano 2020 en las playas y piscinas.

Con un estampado de rayas rojas y blancas, lo que hace especial al bikini de Calzedonia de Paula Echevarría es sin duda el top. Aunque no está todavía disponible en la web de la firma italiana, sí que hay otros modelos similares que nos chivan que el bikini de Pau Eche tiene push up. ¡Y cómo sienta! Una auténtica maravilla. Ojalá pronto llegue a la tienda online y a las físicas (cuando se pueda) porque estamos deseando copiárselo. 

Completó el look de piscina con unas gafas de sol de Dolores Promesas con lente negra montura roja y patilla con estampado en azul y rojo que están a la venta por 135€. 

piluca santos

Piluca Santos

De pequeña quería ser modelo, pero como no llego ni al 1,70 m. de Kate Moss mi madre me sugirió que mejor aprendiera a coserme los bajos de los pantalones. Era el primer paso para convertirme en una diseñadora de renombre. Después descubrí que enhebrar la aguja no era lo mío y que quizá enhebrar palabras se me daría algo mejor. He venido a cazar tendencias, criticar potingues y a comer toda la ensaladilla rusa que me dejen.

Continúa leyendo