Vídeo de la semana

Esta modelo ha mostrado sus cicatrices en Instagram

Robyn Lawley se ha sincerado en su perfil de Instagram con una publicación que muestra el antes y el después de su accidente. ¡No te lo pierdas!

modelo
@robynlawley

La modelo Robyn Lawley es un referente a la hora de hablar sobre la normalización de los distintos estándares de belleza. Denominada como curvy, fue la primera chica con medidas que superan la 90-60-90 en aparecer en Sports Illustrated. Ha construido todo un referente en cuanto a los cánones beauty y, junto con la famosísima Ashley Graham, ha llegado a ser un ejemplo de lucha para aceptar todos los cuerpos, sean como sean. 

 

Por si no lo sabías, Robyn sufrió hace dos años una caída, consecuencia de un achaque de la enfermedad que padece, el lupus. Pero o tuvo ningún problema a la hora de mostrar sus cicatrices.

"Conforme me preparo para volver al trabajo, sintiéndome mucho más cerca de como era antes, quiero ser completamente honesta con vosotros. En esta época en la que compartimos todo, yo necesitaba algún tiempo para curarme: física y mentalmente. Pero ahora, quiero contar la verdad. Hace dos meses tuve un accidente. Hay una razón por la que me sinceré sobre mi enfermedad, el 'lupus y aps' desde el principio, una enfermedad incurable (por ahora) que tendré toda la vida", confesó en su perfil de Instagram. 

 




"Desafortunadamente, tuve un accidente en mi escalera, me caí y aterricé en mi rostro. Se supone que es irónico porque soy modelo, pero estoy muy agradecida de no haberme roto el cuello o algo peor. He tratado de sentime afortunada ya que podría haberme pasado mientras tenía a mi hija en brazos, por ejemplo. O incluso, podría estar en una silla de ruedas o no respirando en absoluto", añadió. 

Cheesy grin from my happy place @bondiicebergsclub @brasnthings #bts #australia

Una publicación compartida de Robyn Lawley (@robynlawley) el

"A medida que las marcas se van curando, una parte de mí no quiere hacer nada con ellas y la otra quiere abrazarlas, porque nos hacen quienes somos. Además, llevar maquillaje en mi día a día para tapar mi cara es algo que no voy a hacer", concluyó. 

"Con la semana de la moda en mi agenda solo quería reconocer que ahora tengo una cicatriz en la frente (soy oficialmente un poco hechicera ahora), el labio y la barbilla. A medida que las marcas se van curando, una parte de mí no quiere hacer nada con ellas y la otra quiere abrazarlas, porque nos hacen quienes somos. Además, llevar maquillaje en mi día a día para tapar mi cara es algo que no voy a hacer".

Con este testimonio la modelo pone de manifiesto su mensaje de superación y con él, pretende ayudar a todo aquel que está sufriendo una situación similar. Su testimonio enseña que pase lo que pase debemos mantenernos positivos y que, todo se puede superar. Seguro que dentro de poco la modelo nos vuelve a regalar alguna que otra sonrisa en tu cuenta, hasta entonces... ¡Bravo Robyn!

Continúa leyendo