Jacqueline Kennedy: ambición y elegancia

En su última biografía, la que fue Primera Dama de Estados Unidos ha desvelado su ambición de poder y también las ganas que tenía de divorciarse de John F. Kennedy.

Jackie Kennedy
Gtres

Jacqueline Kennedy era una joven con clase antes de que se convirtiera en Primera Dama del Presidente de Estados Unidos, después de su matrimonio con JFK en el año 1961. "La Reina de América" no tardó en convertirse en todo un icono de la moda y creó su estilo propio con trajes de chaqueta y complementos. ¿Pero qué se escondía detrás de la sofisticación y elegancia que convirtió a Jackie en un referente de estilo para todas las primeras damas de la historia?

Tan delicada como el cristal, pero también frívola, ambiciosa y astuta, y empeñada en emparentar con el poder a toda costa. Así lo cuenta el libro de dos conocidos biógrafos, Darwin Porter y Danforth Prince, llamado "Jacqueline Kennedy Onassis: A Life Beyond Her Wildest Dreams" (Jacqueline Kennedy Onassis: una vida más allá de sus sueños alocados). Ambos dibujan un retrato ambicioso de la Primera Dama que tramaba cómo llegar hasta un hombre rico para pasar a pertenecer a la alta sociedad y dejar su trabajo de fotógrafa de prensa para el Washington Times-Herald. "No tengo planes de casarme con un reportero, pero quizá, a través de conexiones, puede que conozca a un hombre que sea rico", dijo alguna vez. Y esa oportunidad llegó cuando un amigo suyo, Charles Bartlett, le presentó al brillante político Kennedy.

La biografía que narra la historia de la joven Jackie cuenta que su matrimonio no fue para nada idílico. De hecho, quiso divorciarse después del cúmulo de infidelidades de JFK, un hombre acostumbrado a hacer lo que quería. ¿Su amante más famosa? Marilyn Monroe. Incluso el padre del mandatario tuvo que intervenir para frenar lo que veía inevitable. "Hay peligro de que te conviertas en una mujer católica divorciada", le dijo alguna vez a su nuera. "Te sugiero que te saques la idea del divorcio de la cabeza", añadió. El final inesperado para el Presidente de Estados Unidos el día 22 de noviembre del año 1963 en Dallas evitó lo que se podría haber convertido en un sonado divorcio con consecuencias políticas impredecibles.

Además, Porter y Prince relatan la vida amorosa de la ex primera dama de Estados Unidos a quién se la asocia con Paul Newman y Marlon Brando, entre otros. Según el libro, Jackie hasta su muerte en el año 1994 estuvo rodeada de hombres: algunos amigos, otros amantes pero, sin duda, la muerte de John F. Kennedy elevó su figura a un estatus que nunca nadie podrá alcanzar.

Continúa leyendo