Vídeo de la semana

La manicura sencilla de Ana Moya combina con absolutamente todo

De estilo minimalista, es la típica manicura que dura mucho y que apenas necesita mantenimiento. Nada que ver con el 'nail art' de Rosalía.

Ana Moya
Ana Moya, en una de sus fotos de Instagram

Escoger un color de  pintauñas a veces puede ser complicado. Hay millones de colores que nos gustan, pero la mayoría al final vamos a lo seguro y no arriesgamos: rojos, negros, granates…. En definitiva, colores clásicos que combinan con cualquier look pero que no marcan la diferencia. ¿Hay un término medio entre las manicuras con nail art que están de moda esta primavera-verano 2020, como las que hace unos días fichamos en Instagram, y los clásicos? Sí, lo hay y Ana Moya Calzado nos ha descubierto la manicura que es perfecta para cualquier ocasión porque combina con absolutamente todo tipo de looks. 

Pero, ojo, que no es esa la única ventaja que le encontramos, también es la típica manicura que dura mucho y que apenas necesita mantenimiento. La influencer actualizó una manicura nude, todo un clásico y posiblemente el color de uñas más elegante, con un pequeño detalle: un topo rojo en el nacimiento de la uña. Es tan simple, que aunque la uña crezca, nunca se verá mal, incluso se puede retocar con una capa de esmalte transparente. 

La manicura de Ana Moya
La manicura minimalista de Ana Moya

Puede que no resalten tanto el moreno como un color de uñas melocotón y que no sean tan divertidas y llamativas como las Aitana y Rosalía, pero sí quedan elegantes y sofisticadas. Es más, llevar las uñas a punto puede incluso hacernos sentir mejor. Según un estudio publicado en Frontiersin.org, tanto el color como el diseño (en el caso que sea un nail art) pueden afectar a nuestro estado de ánimo, ya sea en la decoración de tu casa o con la ropa con la que te vistes, así que es totalmente lógico que el color de uñas también puede afectar nuestro estado de ánimo. 


Si buscas más inspiración para tu próxima manicura, ficha las manis que hemos encontrado en Instagram. 

piluca santos

Piluca Santos

De pequeña quería ser modelo, pero como no llego ni al 1,70 m. de Kate Moss mi madre me sugirió que mejor aprendiera a coserme los bajos de los pantalones. Era el primer paso para convertirme en una diseñadora de renombre. Después descubrí que enhebrar la aguja no era lo mío y que quizá enhebrar palabras se me daría algo mejor. He venido a cazar tendencias, criticar potingues y a comer toda la ensaladilla rusa que me dejen.

Continúa leyendo