Vídeo de la semana

El look de fiesta más cómodo está en Bershka y Jessica Goicoechea ha sido la primera en llevarlo

Negro, de terciopelo con transparencias y tul, es perfecto tanto para un look de fiesta con plan casero como para salir a cenar fuera

Jessica Goicoechea
Colección Show Up - Show Out Selected by Jessica Goicoechea,

Aunque ahora mismo tengamos la mente puesta en el Black Friday (este año hay descuentos en moda y belleza muy apetecibles y te los hemos fichado), cuando nos queramos dar cuenta ya habrá llegado la Navidad y estaremos como locas buscando look de fiesta. Hace unos días encontramos el top que, estamos seguras, enamorará a las chicas que no llevaban nunca vestidos y ahora nos hemos topado con el look de fiesta más cómodo, que está en Bershka, y ya se lo hemos visto puesto a Jessica Goicoechea

 

Jessica Goicoechea
Jessica Goicoechea con mono de la colección Show Up - Show Out Selected by Jessica Goicoechea de Bershka

Y aunque sabemos que con los vestidos nunca fallamos, esta vez vamos a marcar la diferencia y nos hemos fijado en un mono de la colección Show Up - Show Out Selected by Jessica Goicoechea, que está influenciada por las divas de la música de los años 90 y 2000 con un toque contemporáneo. “Glamour atrevido con un toque diferente para que el resultado sea perfecto para la calle”, como cuentan desde la firma. 


Negro, de terciopelo con transparencias y tul, el mono de Bershka de Jessica Goicoechea es perfecto tanto para un look de fiesta con plan casero como para salir a cenar fuera. De momento, está a la venta en la web de la firma, disponible en todas las tallas y cuesta 29,99€. 

piluca santos

Piluca Santos

De pequeña quería ser modelo, pero como no llego ni al 1,70 m. de Kate Moss mi madre me sugirió que mejor aprendiera a coserme los bajos de los pantalones. Era el primer paso para convertirme en una diseñadora de renombre. Después descubrí que enhebrar la aguja no era lo mío y que quizá enhebrar palabras se me daría algo mejor. He venido a cazar tendencias, criticar potingues y a comer toda la ensaladilla rusa que me dejen.

Continúa leyendo