¿Que los influencers no hacen nada? María Pombo le da un puntito en la boca todos los haters

La influencer acudió a ‘El Hormiguero’ y le contó a Pablo Motos cómo es un día en su vida (con recadito a sus detractores incluido) .

María Pombo
María Pombo, en 'El Hormiguero' (Twitter 'El Hormiguero')

A estas alturas, es imposible no saber quién es María Pombo: tiene más de millón y medio de seguidores en Instagram, dos firmas de ropa, un festival de música, además compartió protagonismo con Belén Esteban en la portada de ¡Hola! El día de su boda, pero a pesar de todos sus logros, todavía hay quien cree que todo eso se consigue de la nada. Y de eso nada (y nunca mejor dicho). El martes María Pombo fue a divertirse a El Hormiguero y le contó a Pablo Motos algunos detalles que hasta ahora desconocíamos sobre su día a día. 

 

María Pombo
María Pombo

Todo empezó hace cinco años con un correo electrónico. "Ofreciéndome 200 euros por ponerme una camiseta. Entonces te das cuenta de que ellos están ganando dinero de la foto si te van a pagar", empezó a contarle a Pablo Motos. Después, todo vino rodado, pero pronto se dio cuenta de que ella misma no podía hacerlo sola y que necesitaba ayuda, un equipo que la apoyara y la asesorara. 

 

"Es entonces cuando te das cuenta de que necesitas un equipo que cree una estructura en torno a tu imagen", contó la influencer, que se enfundó un vestido negro ceñido de Maje y unas botas de caña alta negras. "Que yo esté aquí no es casualidad, hay desde un mánager, un asesor, un fotógrafo, un videógrafo...", añadió. Después aclaró que o suyo era “una profesión real”, que tiene 16 personas en nómina porque, aunque a muchos les cueste reconocerlo, "¡esto es una profesión real!", refiriéndose al trabajo de influencer, porque "y generas empleo".

 

Continúa leyendo