Vídeo de la semana

Madame de Rosa aparca su trabajo como influencer para volver al hospital como enfermera

La experta en moda, que ha trabajado 11 años como enfermera, ha comunicado que volverá a un hospital para cuidar a contagiados por coronavirus

Madame de Rosa
Madame de Rosa (Gtres)

Cuando Madame de Rosa (Ángela Rozas) empezó en el mundo blog todavía trabajaba como enfermera y ahora, conmovida por la crisis del coronavirus, ha decidido volver a ponerse la bata. “Vuelvo a trabajar como enfermera”, ha anunciado en un vídeo de Instagram a sus seguidores. Segundos después su testimonio se hizo viral y nosotras no podemos estar más agradecidas con la solidaridad de la influencer. 


“Durante esta cuarentena no voy a poder subir contenidos de moda porque a partir del lunes vuelvo a trabajar como enfermera”, iniciaba el vídeo. Madame de Rosa quería informar a sus seguidores de que en los próximos días iba a estar ausente y antes de crear alarmas prefería explicarlo ella misma. Cuando “la cosa se empezó a poner más seria”, se planteó su vuelta: una compañera enfermera le pidió ayuda. “Mandé mi currículum al hospital de La Paz y a los tres cuartos de hora, me llamaron. Voy a trabajar en una planta con enfermos de coronavirus”, ha continuado. 



A pesar de sus 11 años de experiencia como enfermera, en Francia y en España, Ángela Rozas tenía miedo. “Me sentía en la obligación moral de hacerlo y también es un poco egoísta por mi parte porque sé que si no lo hago no me voy a sentir bien y si lo hago me voy a sentir mejor. Tuve unas horas de miedo, pero luego las vencí. Quiero ayudar a mis compañeros y a vosotros”, se despidió.

A los pocos segundos. su vídeo se llenó de mensajes de apoyo y agradecimiento por este importante paso. "Amiga, me has emocionado hasta las lágrimas. Mi amiga la harapos vuelve a ponerse el uniforme que mejor le define, el de buena persona. Suerte y gracias, muchas gracias", le escribió la presentadora Eva González. Dulceida y María Pombo, amigas de la influencer, también le escribieron unas líneas para ensalzar su valentía y darle las gracias por este emotivo gesto. 

Y, lo confesamos, no podemos estar más orgullosas y agradecidas a Madame de Rosa y a todos esos profesionales de la salud que ponen en riesgo a su familia y a ellos mismos por cuidarnos. 

Continúa leyendo