La blusa blanca más bonita de María García de Jaime está rebajada en Zara

En una de sus últimas fotos de Instagram, la influencer estrenó una blusa blanca de Zara que es una de nuestras prendas favoritas de las rebajas 2020.

¡Por fin han llegado las rebajas 2020! En nuestra búsqueda por los mejores chollos ya nos hemos pasado por Bimba y Lola, donde hemos encontrado descuentos de hasta el 60%, y  Stradivarius, una de las mejores tiendas para renovar básicos y ahora María García de Jaime nos acaba enseñar cómo es la blusa blanca más bonita de Zara con rebaja. ¡Menudo hallazgo, oye! 

En una de sus últimas fotos de Instagram, la influencer estrenó una blusa blanca, que combinó con un chaleco, y que enamoró a sus seguidoras. Ese post se llenó de una misma pregunta: “¿de dónde es la blusa blanca?”. Y por fin hemos resuelto la duda: es de Zara y lo mejor de todo es que está rebajada. Se trata de un cuerpo semitransparente de cuello subido y manga larga abullonada con cierre en espalda con abertura y botón. 

La camisa blanca de Zara
La camisa blanca de Zara de María García de Jaime

De momento, si te gusta, estás de suerte porque está disponible en todas las tallas, desde la XS a la L, y tiene un 30% de descuento -aunque en las segundas rebajas podría llegar hasta el 50%; eso sí, no te garantizamos que entonces vaya a estar disponible-. El precio original de la blusa blanca de María García de Jaime era de 25,95€, pero las rebajas se ha quedado en 17,99 €. 


Una camisa blanca siempre es una buena inversión. Da igual cuántas tengas en tu armario porque será la prenda a la que recurras, temporada tras temporada, cuando no sepas qué ponerte o cuando necesites ir elegante sin resultar demasiado formal. Decía Carolina Herrera que para ella la camisa blanca “es como una red de seguridad. Cuando no sé qué ponerme, elijo una camisa blanca. Puedes darle tu propio estilo: con unos pantalones, incluso con una falda de noche”. Y no le falta razón: una camisa blanca bonita siempre es una gran inversión. 

piluca santos

Piluca Santos

De pequeña quería ser modelo, pero como no llego ni al 1,70 m. de Kate Moss mi madre me sugirió que mejor aprendiera a coserme los bajos de los pantalones. Era el primer paso para convertirme en una diseñadora de renombre. Después descubrí que enhebrar la aguja no era lo mío y que quizá enhebrar palabras se me daría algo mejor. He venido a cazar tendencias, criticar potingues y a comer toda la ensaladilla rusa que me dejen.

Continúa leyendo