6 normas clásicas de decoración que están hechas para romperse

Que los techos sean siempre de color blanco o que todas las sillas del comedor tengan que ser idénticas son algunas de ellas.

Al igual que en el caso de la moda, a lo largo de la historia los expertos en diseño de interiores han establecido una serie de reglas no escritas que han determinado, en buena parte, la decoración clásica y académica de numerosos hogares. Sin embargo, solo hace falta echar un vistazo a algunos espacios en los que la mezcla sin prejuicios de materiales, colores y texturas es la absoluta protagonista, para comprender que muchas de estas normas están hechas para romperse desde el minuto uno.

¿Por qué? Muy sencillo. La ausencia de simetría y de monocromatismo y la combinación de diferentes estilos en un mismo espacio son las responsables de dotar a cualquier interior de personalidad, carácter, identidad propia y también de que se sienta como un sitio de lo más acogedor.

Eso sí, antes de realizar cualquier proyecto, todo diseñador de interiores se  acoge a tres reglas básicas que sí están lógicamente argumentadas: medir espacios y establecer un presupuesto antes de elegir los muebles y pintar antes de colocarlos en una habitación. A partir de este punto, el resto de normas están para saltárselas. Hemos elegido algunas de ellas para comenzar a practicar esta rebelión en clave deco como propósito de 2021.

 

Todas las sillas del comedor deben ser iguales

Esto significa que debemos renunciar a toda aquella silla que nos encante y que no tenga, como mínimo, otro par idéntico a su lado. ¿De verdad es esto necesario? En absoluto. Colocar sillas de diferentes materiales, tamaños y colores aportará identidad y carácter a cualquier comedor. Una buena decoración de hogar no implica necesariamente que todo tenga que seguir una misma línea conceptual, ni que todo tenga que combinar entre sí. De hecho, la creación de contrastes sorprendentes a través de piezas que no tienen nada que ver pero que se complementan estupendamente ha dado lugar a los mejores diseños de interiores.

decorar puertas colores
Unsplash

Evita pintar las paredes de colores oscuros en espacios pequeños

Los colores más claros crean una ilusión de amplitud y también reflejan mejor la luz, está claro. Esta es la razón por la que el blanco se reparte el pastel con el beige y el gris claro en las paredes de las habitaciones de medio mundo. Sin embargo, las paredes de colores oscuros generan otro poderoso efecto que no se debe subestimar: el de la profundidad. Combinar unas paredes oscuras con muebles y objetos de decoración más claros y reflectantes contribuirá en un aumento de la profundidad de un espacio pequeño, lo que dificulta al ojo humano determinar donde comienzan y terminan los espacios, y esta también es una forma de jugar con la amplitud real.

 

Evita la mezcla de estampados

Aunque en la actualidad una mezcla maestra de estampados únicos y diferentes se entiende como un elemento que revaloriza cualquier espacio, lo cierto es que no siempre ha sido así y todavía existen muchas voces que defienden fervientemente lo contrario en pro de la elegancia. Sin embargo, romper esta regla y animarse a experimentar con combinaciones audaces como la de un estampado geométrico y un print animal, por ejemplo, puede aportar carácter, personalidad y contraste en cualquier habitación. De hecho, esta práctica también permite probar con diferentes estilos si jugamos a mezclar pequeños objetos de decoración y textiles estampados.

 

Los cuadros deben estar siempre colgados de la pared

Las casas no están destinadas a ser museos. Por lo menos, la inmensa mayoría de las casas. Por tanto, esa regla no escrita que dice que los cuadros deben estar colgados y siempre a la altura de los ojos, no computa. Coloca cada obra de arte o lámina enmarcada donde creas que es más estética visualmente y a la altura que más te guste, ya sea en la pared, apoyada sobre una pila de revistas o, incluso, en el suelo.

muebles distintos estilos
Unsplash

Las dos mesillas del dormitorio deben ser siempre iguales

De la misma forma que ponemos en duda que las sillas del comedor deban ser todas idénticas, tampoco existe una regla que establezca que las mesillas del dormitorio deban ser exactas. ¿Por qué no utilizamos una silla de mesilla al estilo de Carrie Bradshaw o elegimos un mueble con doble función como una mesa pequeña con una bandeja extraíble? La clave siempre está en la mezcla.

 

Los techos deben ser siempre blancos

¿Por qué no cubrirlo de pegatinas de estrellas que brillan en la oscuridad? A menudo ignoramos el techo que se cierne sobre nuestras cabezas y damos por sentado que el blanco es su color. Sin embargo, no debemos desestimar nunca las numerosas posibilidades estéticas de un techo cubierto de papel pintado, o del mismo u otro color que el resto de las paredes de una habitación, en el caso de que no sean blancas.

Continúa leyendo