Vídeo de la semana

5 consejos para hacer el cambio de armario y evitar tener que lavar y planchar (más de lo imprescindible)

Almacena y organiza tus prendas favoritas para recuperarlas de forma impecable cuando llegue el momento de volverlas a utilizar.

consejos almacenar ropa
Unsplash

El cambio de armario suele ser una de esas tareas que no resultan muy apetecibles porque, cuando nos vemos inmersas en ella, siempre pensamos que 'deberíamos haber empezado antes', que 'no podemos dejar siempre las cosas para el último momento' o que 'en realidad no necesito tanta ropa' .

Por estos motivos, la próxima vez que tengamos que guardar ropa nos puede servir para comenzar a automatizar procesos que permitirán que aparezca impoluta y en perfectas condiciones cuando llegue el momento de recuperarla. Esto significará invertir cada vez menos tiempo en esta gestión y también menos gastos de cara a las compras de nueva temporada.

También puede significar, ¿por qué no?, nuevos ingresos: el próximo repaso que le pegues a tu armario será la oportunidad perfecta para dar salida a esas prendas que están nuevas, pero que ya no usas, a través de apps de ropa de segunda mano. Sea como sea, toma nota de los tips definitivos para lograrlo con éxito. ¡Empezamos!

Cómo realizar el cambio de armario más efectivo del mundo

1. Selecciona tus prendas

Si no te lo has puesto durante la temporada que termina, es muy poco probable que lo hagas cuando lo vuelvas a desempaquetar. Así que no tiene sentido guardar estas prendas y ocupar espacio - que normalmente no nos sobra - para que esa prenda se vuelva a quedar 'muerta de risa'. Dona, regala o véndela. Cuando hayas terminado esta selección, lo único que guardarás serán prendas que te encantan y a las que das uso. 

guardar ropa correctamente
Unsplash

2. Lava antes de guardar

La ropa que vamos a almacenar durante los próximos meses debe estar en perfectas condiciones. Si las prendas tienen olores o manchas, lo único que vamos a conseguir es que se fijen más, y quizá terminemos con un problema permanente. También está demostrado que los insectos amigos de los tejidos - como las polillas y otras plagas - se sienten más atraídos por las manchas de comida y por los posibles restos de sudor que por la tela limpia. 

3. ¿Doblar o colgar?

Las 'reglas' que hay que seguir son muy simples. Realmente, son las mismas que mantenemos durante la temporada. Se debe perchar todo lo que se arrugue en exceso si se dobla, y se recomienda doblar todas aquellas prendas que, si se cuelgan de una percha, corren el riesgo de perder su forma original. El problema de almacenamiento, en este caso, se presenta cuando el espacio del que disponemos no es lo suficientemente amplio. Si tienes que establecer prioridades, debes saber que los abrigos y todas las prendas exteriores de mayor volumen, deben tener preferencia en las perchas.

No te olvides de abrochar botones y cerrar bien las cremalleras para que todas las prendas mantengan su forma lo mejor posible y para evitar que se enganchen mientras estén almacenadas.

almacenar ropa correctamente
Unsplash

4. ¿Cuáles son las herramientas de almacenaje más recomendadas?

La máxima a la que debemos atender siempre es la de mantener la ropa lo más protegida posible teniendo en cuenta que nuestro espacio es limitado. Las bolsas que se pueden cerrar al vacío y los contenedores de plástico con tapas que cierran perfectamente, son las opciones más seguras y las que menos espacio ocupan.

Por otro lado, es altamente recomendable tener siempre a mano elementos disuasorios de plagas para evitar que nuestra ropa aparezca con agujeritos. La opción más natural es utilizar bolas de cedro o bolsitas con lavanda.

5. ¿Cuál es el mejor sitio para guardar la ropa?

El lugar ideal para guardar la ropa es un armario similar al que utilizas durante todo el año con la ropa de temporada. Es decir, un lugar oscuro, seco y fresco. Por tanto, la ropa que almacenamos debería mantenerse en las habitaciones de la casa que normalmente utilizamos. Los estantes superiores del armario o debajo de las camas, suelen ser lugares óptimos cuando no se cuenta con armarios de sobra.

Continúa leyendo