7 Trucos para que tu casa siempre huela a limpio (incluso si tienes mascota)

Entrar a casa y que huela a limpio es algo que nos encanta, por eso si no consigues ese olor tan agradable al abrir la puerta… ¡Ficha estos trucos que te vamos a contar!

Te encantaría que cada vez que abres la puerta de tu casa o la abren tus invitados huela a limpio y perfecto, lo sabemos. Por eso, querida delooker, te traemos las mejores técnicas para que tu hogar siempre tenga ese olor que tanto has deseado (aunque tengas mascota) y que, además, ¡funcionan! Lo prometemos.

Lo primero que debes tener claro es que no hay nada peor que intentar cubrir los malos olores con otros por encima, el buen olor durará unos minutos y nunca olerá el ambiente a limpio. Dicho esto, antes de comentarte los trucos infalibles que necesitas, no se nos debe olvidar los mínimos para que tu hogar comience a oler verdaderamente bien como son: abrir la ventana (unos 10 minutos al día) y, de vez en cuando, barrer, fregar (con productos que tengan olores magníficos, que los hay) y limpiar el polvo. Esto contribuirá al buen olor y te ayudará a ver la casa aun más limpia siempre.

Cómo hacer para que mi casa huela bien

1. Truco del suavizante

Este truco es perfecto para nuestro objetivo y te deja la casa con un olor espectacular. Necesitas un cazo y un suavizante (tu preferido) y lo único que tienes que hacer es ponerlo en el cazo hasta que empiece a hervir y salga bastante humo, de esta manera el olor se impregnará por toda la casa. Es recomendable que, con cuidado de no quemarse, ir por toda la casa para que las habitaciones huelan más y el olor a limpio se quede en las cortinas, sofá o cama. También puedes llenar recipientes pequeños con el suavizante y repartirlos por toda la casa.

2. Atenta al fregadero

Muchas veces los malos olores vienen del fregadero y se quedan durante días empapando la casa de un aroma muy desagradable. Para que esto no pase, calienta una taza de vinagre con sal gorda y bicarbonato y viértela en el fregadero dejándola actuar durante media hora. Es muy eficaz.

3. Flores y más flores

Simplemente debes comprar las flores que te súper encanten y ponerlas en tu salón o cocina, aparte de decorar tu casa, dejarán uno de tus olores favoritos.

4. Aroma de café

Si no sabes cómo combatir los malos olores de la cocina, te decimos lo que necesitas… ¡mucho café! Es uno de los mejores trucos para absorber los olores que no nos gustan y neutralizarlos. Así que, hazte un buen café por la mañana y ya veras como lo notas.

5. Desinfección de textiles

A veces nos olvidamos, pero hay que prestarles muchísima atención a los textiles. Si llevas mucho tiempo sin lavar cortinas, edredones, cojines… ¡ahora es el momento! Utiliza tus productos de limpieza favoritos y se impregnarán por un largo tiempo en la casa. Después de esto, cuando notes que se está yendo el olor, utiliza un spray de tejidos dos o tres veces a la semana y, si tienes mascota, impregna su camita de este aroma. Además, matarás las bacterias.

6. Aceites esenciales

Aceite de lavanda, tomillo, vainilla, limón… depende de lo que quieras oler al abrir la puerta de tu casa. Estos aceites en spray conseguirán un toque muy natural y calmante en el ambiente. También puedes pulverizar la ropa de cama.

7. Pon atención a las alfombras

Las alfombras suele ser el textil que más malos olores cogen y más si tienes mascota. Lo mejor para eliminarlos es esparcir bicarbonato sódico por toda la alfombra y añadir unas gotitas de aceites esenciales.

Alicia Rivera

Alicia Rivera

Continúa leyendo