Vídeo de la semana

Día Internacional de la Felicidad: 3 razones de peso para celebrarlo con sexo del bueno

Un orgasmo libera oxitocina, endorfinas y serotonina, las hormonas que te hacen sentir como en las nubes. Por eso, no hay mejor manera que celebrar el Día de la Felicidad con una buena sesión de sexo.

Día internacional de la felicidad, LELO
LELO

Felicidad, qué bonito nombre tienes… Pero, ¿cómo se consigue? La preguntita se las trae y sabemos que la respuesta es tan personal como única. Para algunos es una constante en sus vidas, otros, más desdichados o inconformistas, aseguran que la han disfrutado en contadas ocasiones, y también hay quien piensa que la felicidad está compuesta de pequeños momentos del día a día placenteros, eso que se ha venido a llamar ‘microfelicidad’. Un domingo por la tarde de peli y mantita, un café por la mañana en una terracita al sol, un vino con una amiga hablando de cómo de guapo es Mario Casas… O el sexo. El buen sexo. Y es que lectora, las cosas son como son, y si hay algo que a ciencia cierta le produce felicidad a todo ser humano, hay que hablar de sexo.

Y aprovechando que este se celebra el Día Internacional de la Felicidad, vamos a darte tres razones por las que el sexo te hace feliz.

Te hace sentir bien físicamente.

Después de un buen orgasmo estás en las nubes, y es gracias a la liberación de oxitocina. Esta hormona crea una sensación de felicidad agradable que mejora instantáneamente el estado de ánimo y provoca una sensación de felicidad que se mantendrá contigo varias horas. Además, este químico contribuye a aumentar tu bienestar físico, de ahí que hayas escuchado que el sexo es el mejor ibuprofeno casero. La razón es que con el orgasmo el cuerpo se relaja, lo que frena o alivia malestares que puedan surgir durante el día.

Tu pareja y tú pasáis a otro nivel

Además de la oxitocina, durante el sexo, el sistema límbico de nuestro cerebro libera endorfinas, encargadas de hacernos sentir placer y bienestar, por lo que al compartir la experiencia con otra persona estás logrando estrechar los lazos entre ambos. Cuantos más momentos íntimos hayáis compartido, más os conoceréis y mejor fluirá todo. Y si la rutina ha llegado a vuestras vidas y el sexo está de capa caída, ¡recuerda que los juguetes eróticos existen! Y que son una gran opción para volver a disfrutar del sexo como si estuvierais en el primer año de amor. Como curiosidad, también te contamos que hay alimentos relacionados con el aumento de las endorfinas, como el chocolate. Así que, para rematar el disfrute, comer una onza de cacao post-orgasmo mientras comentáis qué es lo que más os ha gustado puede resultar interesante…

Hola, orgasmo. Adiós, estrés

Vivimos estresados. La actividad ocupa, prácticamente, todo nuestro día. La agenda de obligaciones y tareas echa humo. Y entramos en una rueda de estrés que nos agota y amenaza con ensombrecer nuestra felicidad. Bueno, pues como te puedes imaginar, de nuevo el sexo es la solución. Un orgasmo también libera serotonina, que es, por excelencia, la hormona de la felicidad. Nos saca una sonrisa de oreja a oreja y nos deja tan a gusto. Esta calma hará que te duermas con más facilidad y descanses mejor. Si eres de los que prefiere el sexo nocturno, pues hará que, además, amanezcas con una sonrisa. La razón de esta dosis de positividad es que, gracias al placer que invade tu mente, esta logra dejar a un lado todas las preocupaciones y, aunque no las resuelve, esa desconexión sirve para resetear y centrarte en ti durante un rato.

¿Y si celebramos el Día Internacional de la Felicidad con un poco (o mucho) de buen sexo?

 

 

 

 

Succionador de LELO
LELO

Succionador de clítoris con ondas suaves SILA, perfecto para adentrarse en el mundo del ‘slow sex’ y recrearte en el momento. De LELO.

Vibrador de Platanomelón
Platanomelón

Vibrador de doble estimulación con efecto calor corporal, 3 velocidades y 7 modos de vibración. De Platanomelón.

Lubricante de Durex
Durex

Lubricante de base acuosa, ligero y suave. De Durex.

Continúa leyendo