Solteros frente a divorciados: ¿Cómo se comportan en una cita?

Todo varía en función de la edad y de las experiencias previas, pero si además entra en juego un pasado sentimental que incluye un compromiso serio que no ha salido bien, las diferencias son notables.

Los nuevos comienzos nunca son fáciles, y la cosa se complica cuando contamos con una 'mochila' emocional que pesa. No es lo mismo tener una primera cita (y una segunda o tercera) con una persona soltera que con otra que ya ha pasado por el altar y ha tenido que romper ese compromiso, que en muchos casos incluye familia e hijos. La buena noticia es que, tras un desencanto amoroso, esta persona demuestra querer darle una nueva oportunidad al amor. Pero dependiendo de cómo os conozcáis y de vuestro pasado, son muchas las variables que entran en juego. Hemos consultado con Lara Ferreiro, sexóloga y psicóloga experta en terapia de pareja que colabora en la web de citas para casados Ashley Madison, para que nos ayude a prever cuáles pueden ser las principales diferencias entre personas divorciadas y solteras a la hora de enfrentarse a una cita.

citas divorciados exito
'Algo para recordar' / TriStar Pictures.

Los prejuicios y las ideas preconcebidas

Aunque no se puede generalizar, es probable que un soltero tenga menos heridas emocionales que una persona divorciada, ya que el final de un matrimonio suele ser un proceso muy doloroso e implica que esa persona vaya más condicionada por su pasado a una cita.

 

Por la forma de establecer un primer contacto

Según Ferreiro, "influye mucho dónde hayas conocido a esta persona. Si ha sido por alguna aplicación para ligar, hará que vayas con mucho más recelo, ya que te ha podido mentir previamente. Sin embargo, si le has conocido por amigos en común, hará que inicialmente estés más relajada porque está dentro de tu círculo de conocidos y esto siempre aporta más seguridad. Un soltero puede estar más familiarizado con estas apps que una persona divorciada que llevaba inmersa muchos años en un matrimonio hasta este momento”.

 

Comportamiento aventurero frente a espíritu conservador

Los solteros suelen adoptar un comportamiento más aventurero en las citas porque se presentan con menos barreras emocionales. Sin embargo, "una persona divorciada, en función de cómo haya cicatrizado su herida emocional, podrá presentar dos actitudes diferentes: querer solo divertirse después de una relación larga que no ha funcionado, o tener un criterio mucho más conservador y no pretender involucrarse física ni emocionalmente con alguien hasta estar muy seguro", apunta Ferreiro.

En cuanto al plano físico o de compromiso, en ocasiones, los solteros van 'saltando etapas' con más rapidez que los divorciados porque estos, al final, ya han experimentado que, aunque apuestes por una relación, puede no funcionar en el largo plazo. Por norma, "los divorciados vivirán esta etapa con mucha más tranquilidad y experiencia que un soltero. Salvo que un divorciado esté muy dañado por su ex pareja y quiera 'pasar página' rápidamente".

salir con divorciados
'Frente al mar' / Universal Pictures.

El nivel de información que pueden aportar

Los solteros suelen presentar menos recelos y suelen ser más naturales en las primeras citas que aquellos que ya han pasado por un divorcio. Si tienen hijos suele ser uno de los temas que, a lo mejor, no revelan en una primera cita por preservar su intimidad o porque no quieren condicionar a la otra persona en un primer momento.

 

¿Qué esperan de ti?

Las expectativas también pueden ser muy diferentes en función de si la persona que tienes delante es soltera o divorciada. Tu intuición y experiencia juegan aquí un papel fundamental para averiguar si el soltero con el que has quedado solo busca una 'amiga especial', una relación para casarse y formar una familia o algo en un punto medio entre estos dos polos tan distantes. Sin embargo, un divorciado puede no querer volver a pensar en matrimonio o en paternidad nunca más y buscar solo una pareja estable sin necesidad de firmar ningún documento legal.

 

Pautas para superar las barreras iniciales sobre el pasado de tu pareja

  • Todos tenemos un pasado. "Si te influye el pasado de tu pareja, bien porque haya estado casado/a o tenga niños, tienes que tener en cuenta que todos hemos tenido experiencias previas y no por eso tienes que juzgarle", comenta Ferreiro.
  • Supera las ideas limitantes. Todas las ideas preconcebidas y sin fundamento que no aportan nada a la hora de abrirte a otra persona hay que intentar eliminarlas. 
  • No te compares con su ex. "Pensar que porque haya estado casado/a tú ya no vas a llegar a ser tan importante como su ex pareja es una idea irracional. No puedes medir el amor que sintió por otra persona solo por su estado civil previo y utilizar esa información para compararte". Las comparaciones son odiosas y más en estos casos.

Continúa leyendo