Cómo hacer sexo anal si no tienes experiencia y quieres sentir mucho placer

Antes de ponerte a practicar, tienes que tener en cuenta que la comunicación es básica. Di siempre lo que te gusta y lo que no.

Pareja
Para practicar sexo anal es fundamental la confianza

Aunque lo primero que se nos venga a la cabeza cuando pensamos en  sexo anal es la penetración, incluye un sinfín de prácticas más, desde las caricias, pasando por los lametones e incluso vibradores o butt plugs. A los hombres les encanta practicar sexo anal porque la estrechez del ano, en relación a la vagina y el esfínter rodeando al pene durante el coito anal, genera una sensación más potente con cada movimiento, permitiendo un orgasmo más intenso. Además, si se lo penetra con un juguete sexual, dedos o pene; se puede masajear la próstata y generar un fuerte (¡y sorpresivo!) orgasmo. En el caso de las mujeres, los nervios del clítoris pasan por el tejido externo de la vagina y acaban cerca del ano, llevando consigo un placer increíble.

Antes de ponerte a practicar, tienes que tener en cuenta que la comunicación es básica. Contar lo que gusta y lo que no permite generar un clímax de confianza, relajación y entendimiento. Es importante que el músculo orbicular se relaje antes de la penetración y no olvidar un lubricante de base acuosa, porque el ano no produce la misma lubricación que la vagina.

Las mejores posturas para hacer sexo anal

Según JOYclub, el 62% de las personas encuestadas cambia de postura dos o tres veces en cada acto sexual y, aunque el clásico perrito es lo más común, el sexo anal ofrece más posibilidades.

  • Amazona: control total de la mujer en la potencia de movimientos y placer. Pero cuidado: si la mujer se mueve en una posición sentada es más difícil de penetrar, pues el músculo orbicular se cierra con más fuerza. 
  • Columpio y slings: el mobiliario erótico es ideal para un sexo anal 100% placentero. La postura cómoda y la agilidad del columpio del amor, sumado a la parte pasiva, permite una relajación completa y un disfrute más intenso.
  • La cucharilla: la parte pasiva debe sentirse cómodo y en una postura en la que las piernas no soporten mucho la carga. ¡Una posición yacente boca abajo, de espaldas o lateral, en la cucharilla, es perfecta!
  • Doggy-Style: para los expertos, esta postura es la más excitante. La parte pasiva puede ser penetrada con total profundidad… ¡yendo a fuerza y placer!

Continúa leyendo