Vídeo de la semana

Diccionario sexual: las nuevas palabras para ligar en la era de las apps y las redes sociales

Términos anglosajones que debes conocer y manejar tanto si buscas pareja como si ya la tienes. Palabras que definen momentos del flirteo, del enamoramiento, prácticas sexuales y hasta cómo cortar por Whatsapp o Tinder.

Palabras para ligar en las redes sociales
Getty Images.

Nos guste o no, los nuevos términos (generalmente anglosajones) se han apoderado de las relaciones interpersonales. Alrededor del mundo del ligoteo a través de redes sociales y apps de todo tipo se ha creado un nuevo vocabulario que conviene controlar.

Sobre todo, si no formas parte de la Generación Z, que suele estar más al día de estas nuevas palabras como stashing, crush, ghosting... que llegan para definir conductas de siempre que se han adaptado al entorno digital. Y si formas parte de ella, quizá no conozcas las conozcas aún todas.

“Además de ampliar vocabulario, conocer estos términos puede ayudarte a ampliar tus horizontes sexuales probando nuevas prácticas que pueden resultar de los más placenteras. Debemos abrir la mente y conocer que existen más formas de entender la sexualidad, todas ellas igual de válidas, y estos términos no son más que unos ejemplos”, concluye Manuel Binternagel, portavoz de la comunidad JOYclub.

De acuerdo con el ‘I Estudio sobre tecnología y emociones’ de WIKO, fabricante europeo de smartphones, casi la mitad de los españoles (48,58%) admite haber sido stalkeado en redes por parte de otra persona, mientras que uno de cada cuatro reconoce haber padecido birdboxing de alguien (25,37%) o incluso orbiting (25,07%).

Bien, si quieres entender los resultados de este estudio, presta atención al nuevo diccionario de relaciones que hemos preparado desde Delooks.es. Desde los inicios y el flirteo, al enamoramiento, el sexo, la ruptura y lo que puede suceder después. Todo en orden alfabético para que no te pierdas cuando comiences ninguna historia porque sea o no virtual en sus inicios, va a desarrollarse en gran medida entre whatsapps, likes, publicaciones, etc.

Del flirteo a la post ruptura, ¿cómo llamar a cada momento y situación?

Anilingus. Probablemente conozcas el término cunnilingus, la estimulación de los genitales femeninos mediante la boca. El anilingus es lo mismo pero se centra en el ano, lo que se conoce también como beso negro.

Bangover. Esta palabra proviene de hangover, que significa resaca en inglés. Se refiere al malestar que se siente tras una noche de sexo intenso. Solamente hace referencia al ‘dolor’ o cansancio general tras varias horas consecutivas de sexo en pareja.

BDSM. Estas siglas definen a un conjunto de prácticas sexuales alternativas de consentimiento total de los participantes: Bondage, Dominación, Sumisión y Masoquismo. Como extra en esta definición, el bondage es la inmovilización de una persona con cuerdas, telas, cadenas o esposas.

Benching. Procedente del término inglés bench, que significa banco, lo podemos traducir como “estar en el banquillo” o pasar a la reserva. Ejercer de segundo plato o ser la opción b, c ó d de alguien en lo que a sexo o relaciones sentimentales se refiere.

Birdboxing. Situación de un enamoramiento extremo en la que somos incapaces de reconocer los defectos de la otra persona y consideramos que todo lo que le rodea es perfecto. Como curiosidad, su nombre procede de la película ‘Bird Box’ (2018), en la que los personajes usan una venda en los ojos para sobrevivir.

Biting. Cuando alguien parece no tener interés real en otra persona, no contesta sus mensajes ni responde sus llamadas, pero da like a sus publicaciones, reacciona a sus stories o comenta alguna foto.

Catfish. no tiene una traducción literal al castellano, es un anglicismo que se utiliza para hablar de las personas que usurpan la personalidad e identidad de alguien (también con imágenes) en redes sociales y/o Internet para ligar con otras personas. La MTV hizo famoso el término al crear un programa –con 8 temporadas ya- a raíz del éxito de un documental sobre la misma cuestión de Nev Shulman.

Crush. Un flechazo o enamoramiento repentino. También puede ser una especie de amor platónico o historia intensa con la que se sueña, por ejemplo con un famoso. En ocasiones, un crush también se refiere a alguien con el que se tiene una relación incipiente y hasta a cosas como objeto de deseo momentáneo.

Curving. Alguien que en lugar de romper una relación o mostrar su desinterés de forma abierta, opta por ir disminuyendo progresivamente su contacto. Tarda más en responder mensajes, las conversaciones son monosilábicas, pone excusas constantes para no verse en persona, etc.

Facesitting. Face (cara) y sitting (sentarse). Se trata de una práctica sexual en la que uno de los miembros de la pareja se sienta sobre la cara del otro – de frente o de espaldas, ¡para gustos los colores! – con el fin de estimular sus genitales con la boca y/o con la mano.

Fisting. Se trata de una práctica sexual bastante extrema – que se recomienda hacer con unos cuidados previos como la limpieza o uso de lubricante y guantes de látex – que se basa en introducir la mano en forma de puño de forma total o parcial en el recto o la vagina.

Ghosting. Quizá sea uno de los términos que más se ha popularizado. Hablamos del ‘plantón’ de toda la vida llevado al plano digital. Tras días o semanas de conversación constante y fluida por chat, una de las personas ‘desaparece’ repentinamente y sin dar explicaciones… como un fantasma (ghost).

Haunting. Cuando una expareja o antiguo crush o relación de mayor o menor importancia aparece de repente en nuestras vidas tras mucho tiempo sin tener contacto.

Instagrandstanding. Sería la versión digital de las ‘indirectas’. Consiste en llamar la atención de la persona que nos interesa publicando de forma consciente contenidos en redes sociales (Instagram, en casi todos los casos) que le resultan particularmente interesantes, aunque sin referencias directas, buscando que sea esta persona la que inicie la conversación.

Orbiting. A pesar de haber suspendido los encuentros en persona y dejado de responder a nuestros mensajes y llamadas, un orbiter sigue dando “me gusta” a nuestras publicaciones en redes y no pierde ni una de las actualizaciones de estado en WhatsApp o Instagram stories. 

Pocketing. Todo parece funcionar, pero la persona a la que consideramos nuestra pareja nos “esconde” a nivel social digital. Por ejemplo, publicando fotos tomadas mientras se está con nosotros (selfies, platos de un restaurante o paisajes) pero no nos etiqueta y no aparecemos nunca en la foto. Antiguamente, también lo notaríamos porque no quiere presentarnos a sus amigos y mantiene la historia en secreto. 

Sexting. Proviene de los términos en inglés "sex" y "texting" y se refiere al envío de contenidos eróticos o pornográficos (principalmente fotografías y/o vídeos, aunque también mensajes) por medio de medios digitales y a través de las redes sociales o app.

Shippear. implicarse en una relación de una pareja real o ficticia idolatrada y generar una historia a su alrededor. El shipping busca juntar a personas de forma totalmente subjetiva. Por ejemplo, con personajes de una serie, película o programa de entretenimiento.

Slow fade. Es una versión ralentizada del ghosting. Ya no hay interés en seguir con la relación, pero la ruptura se hace de forma más delicada, poco a poco, intentando pasar desapercibido o herir lo menos posible. Similar al curving.

Stalking. Viene de la palabra stalker, acosador. En su versión más light se reduce solo a consultar de forma constante las publicaciones e interacciones de otra persona en redes sociales, con el objetivo de estar informado de su día a día y de todos los que le rodean o aparecen junto a ella. Puedes hacerlo a un ex, a un crush o a tu pareja.

Swinging. Es el sinónimo del intercambio de pareja, es decir, cuando dos personas que tienen una relación deciden abrir la misma para ampliar horizontes en materia de sexualidad conociendo otras parejas.

Teabagging. Este término hace referencia al acto sexual por el cual el hombre coloca su escroto en la boca de su pareja realizando un movimiento dentro y fuera de la cavidad bucal, como si fuera una bolsa de té que sumerges en una taza.

Zombieing. Cuando una persona, después de hacer ghosting, regresa de entre los muertos y reaparece en nuestra vida como si nada hubiera pasado.

Continúa leyendo