Alba Reche: "Ir a terapia debería ser un servicio público"

La cantante valenciana, que conocimos en Operación Triunfo 2018, afronta con ilusión el verano gracias al lanzamiento de su segundo disco 'La pequeña semilla'. Hablamos con ella sobre amor, valores, feminismo, salud mental y, como no, sobre su nuevo proyecto.

La cantante Alba Reche está viviendo el mejor momento de su vida a nivel profesional. Su paso por Operación Triunfo 2018 la ha convertido en una de las voces más interesantes y seguidas, y ahora afronta el verano 2021 con ilusión gracias al lanzamiento de su segundo álbum 'La pequeña semilla'.

Delooks se ha encontrado con ella en una experiencia única, Vive Ahora Verano, de Ron Barceló -planazo que tú también puedes vivir junto a tus amigos participando en sus sorteos (entérate de todo en sus perfiles de redes sociales)-. Así, navegando por el Mediterráneo en un impresionante catamarán en el que hemos pasado varios días con dos de sus compañeros de OT, Miki y María Escarmiento, entrevistamos a Alba Reche en medio de recuerdos, canciones, bromas, saltos al agua ¡y muy buen rollo entre mojitos!

¿Qué recuerdos te trae a ti el verano?

La verdad es que soy más persona de primavera o de otoño porque no me gusta mucho ni el frío ni el calor tan heavy. El verano eran las vacaciones, ir a Santa Pola… Aunque ahora con esta profesión es el momento en el que más curro. 

¿Cómo te llegó esta idea de la experiencia Vive Ahora Verano de Ron Barceló?

Me llegó un whatsapp de María diciendo “Chiqui nos vamos de barco”, yo aún no había visto el correo en el que nos lo proponían. No sabía de qué me hablaba y cuando me enteré de la experiencia, por supuesto que quise. Es todo un planazo.

¿Cómo se te presenta el verano 2021 a nivel profesional?

Dentro de poco anunciaremos fechas de gira y estoy muy emocionada porque es un momento complicado. Al menos ya tenemos tres fechas en festivales y espero que haya más. Además para otoño se prevén más conciertos...

Ahora que ya estamos disfrutando de La pequeña semilla, tu segundo disco, ¿qué diferencias notas  respecto a tu álbum debut?

Nunca he tenido miedo a la hora de hacer la música. Cuando entregué este segundo disco el equipo me dijo que suele ser más difícil, pero en mi caso fue al revés. Con el primero sentía miedo por esa idea de que era mi carta de presentación.

Alba Reche
Foto: Mikegshot – FLIPTHESHOT para Ron Barceló

¿Por las expectativas que pudieran haber en ti?

No tanto por las de los demás, sino por las que me autoimpongo. Luego entendí que tenía que hacer lo que me gustara y que si confías en ello, si son canciones que hablan de tu verdad, no pueden estar mal. Pueden gustar o no, pero no estará mal o al menos para mí. Eso es lo que más me importa, quedarme tranquila con mi trabajo. Diría que esta es la gran diferencia desde que presenté el primer álbum.

¿Te has sentido más libre ahora?

Me sentí libre con los dos, pero es cierto que en el primero tenía más miedo y en este nada. Yo me pongo mucho encima de todo para que todo salga bien. Es mucha carga, pero de forma positiva.

¿Cómo eliges las canciones?

Siempre que compongo lo hago con el mood que lleve ese día, todas las canciones responden a ese momento. Es cierto que se quedan muchas canciones fuera, pero me gusta hacer muchas para poder elegir luego las mejores. Para el siguiente proyecto ya estamos trabajando para tener 30 o 40 canciones y sacar las 8 siguientes…

¿Te da tiempo de disfrutar? 

Hace no mucho que he aprendido a vivir el presente -o al menos a intentarlo-. Es justo lo que promueve Ron Barceló, ese “vive ahora”.

Es muy importante no tener la ansiedad de lo que está por venir, ir a mi ritmo y por ahora, disfrutar de este segundo disco que acaba de salir. La pequeña semilla engloba un año y medio de trabajo, y poder dedicar ese tiempo actualmente parece ya un “largo plazo”, aunque no lo es. La realidad es que te obligas a estar a la altura de esos medios de producción, que son máquinas, pero la música no es así y hay que respetarlo y entenderlo. Hay veces que te frustras porque las exigencias del mercado son muy fuertes, pero cada uno tiene su ritmo y el mío lo marco yo.

En moda lo vemos con el fast fashion, microtendencias, nuevas colecciones constantemente… ¿Puede un artista producir así?

Hay un trabajo de estudio y creación que intento hacer de forma diaria, pero para hacer las canciones necesito notar que tengo algo que decir. Mi momento de mayor inspiración llega escribiendo.

Amor, valores, feminismo

Alba Reche
Foto: Mikegshot – FLIPTHESHOT para Ron Barceló

¿Es mejor componer con el corazón roto?

Creo que es más fácil hacerlo con el corazón roto. No sé si mejor, pero sí más fácil. Lo cierto es que ayuda a sanar, pero luego, cuando cantas esas canciones tiempo después, acabas volviendo. He escrito canciones de situaciones tan malas que luego no he querido que salgan por no recordarlo. Pero sentía que tenía que sacarlo, como artistas es nuestro medio para comunicarnos. 

Pero más allá del amor, en tus discos hay letras de cosas que te preocupan. ¿Cómo llevas el ser referente para una generación?

Impone mucho ser “referente”, pero es algo que yo no he elegido. Es algo impuesto, es una mochila que llevas y puedes utilizar lo mejor posible. Yo dentro de los medios que puedo tener, como altavoz, lo intento hacer sin deshumanizarme. También somos personas con derecho a seguir aprendiendo, desaprendiendo, a informarnos… La idea es hacerlo lo mejor y más justo posible desde tus creencias.

Creo que eso en realidad debería hacerlo todo el mundo. Todos educamos hasta al dar las gracias cuando compras fruta. Somos partícipes de modales, educación, saber lo que está bien e intentar compartirlo para hacer la vida más amable. A largo plazo confío en esa conciencia de todos, yo lo noto y lo creo.

¿Qué cosas te preocupan?

En el primer disco tengo canciones como Lux, sobre la violencia machista, Ares es bastante política y habla sobre la injusticia. En La culpa, de este disco, trato sobre cómo sufrimos al hacernos responsables del dolor ajeno cuando no podemos hacer nada… Me baso mucho en el amor porque creo que todo gira en torno eso, el amor a la vida, a quien tienes al lado… 

¿Has sentido discriminación como mujer en la industria?

Sí, constantemente. Como mujer y como profesional. A nivel privado y público hay dos opresiones que son muy evidentes. A nivel público tengo que estar a la altura físicamente de todas las expectativas impuestas. Además de buena voz, tienes que ser guapa, ir arreglada y tu proyecto debe estar a la altura. Porque si eres mujer tienes que hacer todas estas cosas. También tienden a sexualizarte. Hay una opinión pública, a veces muy cruel, que te hace sentir mal como mujer. Por ejemplo, me preguntaron si quería ser madre, dije que no y hubo un linchamiento. Me sorprendió muchísimo, todo el mundo tiene derecho a opinar sobre ello, pero yo también tengo derecho a no querer serlo por ahora.

¿Crees que quedan muchos retos por cumplir y trabajar desde el feminismo?

Sí, las chicas no nos dejamos la licencia de ser mediocres. Tenemos que estar todo el rato demostrando que somos válidas. El caso es que deberíamos tener derecho a hacer lo que quisiésemos sin esa flagelación pública. 

¿Has sentido alguna vez que no estabas a la altura a nivel físico?

He pasado épocas de más inseguridad, pero ahora estoy muy bien conmigo misma. He vivido muchos comentarios que me hacían daño, pero eso ya me pasaba en el colegio, instituto…, solo que ahora además es con hashtags y es legal. Todo el mundo tiene opinión y a veces es mala y te obligan a escucharla. Yo sé que no hago todo bien, no tengo el mejor cuerpo del mundo, ni soy la más guapa, pero la belleza es muy subjetiva. Se tiende a objetivizar al personaje público olvidando que tiene sentimientos y que ese comentario puede llegar a generarle un problema de salud. Me dicen que he engordado o que me depile, pero ¿qué necesidad hay de ello? 

Para llegar a tu equilibrio actual, ¿has necesitado ayuda profesional?

Sí y mucho trabajo personal. Llevo años yendo a terapia, sobre todo después de Operación Triunfo. Debería ser un servicio público para que todo el mundo pudiera acceder a él. Me ayudan mi familia, mis amigos, mi terapeuta y mi cabeza, que a veces es enemiga pero la mayoría es amiga. Hay que agradecerse a una misma el trabajo que hacemos. El cuerpo que muchas veces castigamos es el recipiente que nos hace vivir lo que vivimos y hay que cuidarlo.

Es habitual verte cambiando mucho de look, sobre todo en tu pelo.

Siempre he sido así de ir cambiando. Soy muy de sentirlo, pensarlo y hacerlo. Me representa mucho ese cambio constante. Aun así creo que el pelo bicolor me va a durar un tiempo, aunque sea cambiando la coloración... Todo el rato voy a estar evolucionando también con la moda. Me gusta llevar de todo y cada vez me encuentro más cómoda y con más opciones.

Cuando entraste en OT estudiabas Bellas Artes, ¿continúas haciéndolo?

Sigo estudiando. De hecho, he aprovechado este año tranquilo de conciertos para hacerlo. Supongo que el próximo me costará más. Siempre me quise dedicar al mundo audiovisual, los videoclips, documentales… Me gusta mucho formar parte del equipo creativo y artístico y creo que en mi caso, da coherencia al producto final. Ahora por suerte estoy trabajando de ello y claro, se me ha pasado un poco esa “titulitis”. 

La pequeña semilla

¿Qué te hizo elegir los primeros singles de 'La pequeña semilla'? 

Que bailen quería que fuese la primera, salió en diciembre de 2020 y es una colaboración con Cami, que es maravillosa. Después, Pido tregua es de mis canciones favoritas del disco, esa es una carta de presentación de esta nueva Alba, la más distinta al disco anterior, un low house con guitarras muy acústicas.

¿Qué referentes musicales tiene esta nueva Alba?

Siempre he escuchado mucha música electrónica y en Quimera no estaba muy presente o reflejado. Quería que la música electrónica de Europa del este -combinada con cantautores latinoamericanos que he estado escuchando mucho- interviniese más en el nuevo disco. A nivel de letras y melodías he querido investigarlos para este disco.

¿Cuál es la canción que más suena ahora en Spotify o en tu cabeza constantemente?

El Barco de Karol G, ¡no sé por qué razón!

Rocío Ponce

Rocío Ponce

Me paso la vida tecleando. Pocas cosas me gustan más que hacer una entrevista de interés. Me aburre irme a dormir sin aprender algo nuevo. Estoy enganchada al cine, las series y a la cultura en general. ¡Ah! Y un poquito de moda y belleza nunca vienen mal.

Continúa leyendo