Entrevista a la escritora Mercedes Ron: “La literatura romántica y erótica nunca va a pasar de moda”

El Club de Lectura Delooks se ha enganchado irremediablemente a “Dímelo, bajito” (Penguin Random House) de la joven autora Mercedes Ron. ¿Quieres saber por qué?

El Club de Lectura Delooks ha vivido uno de sus momentos más románticos con la novela Dímelo bajito (Penguin Random House) de la joven autora Mercedes Ron que se ha convertido en todo un fenómeno de la literatura juvenil. Con su saga Culpables llegó a vender más de 100.000 ejemplares en España. Con la ayuda de nuestras usuarias que se han inscrito a este Club de Lectura de DeLooks y nos han trasladado sus preguntas, hemos entrevistado a la escritora argentina afincada en Sevilla para conocer más detalles y resolver todas las dudas sobre esta primera entrega de su última trilogía publicada y que está causando furor.

De hecho, acaba de terminar el tercer libro y nos adelanta sus sensaciones al finalizar la historia de Kamila, Thiago y Taylor. “Llevo un año con los tres libros, para todos ha sido un año complicado en cuanto a inspiración y ganas de escribir. Escribir uno o dos libros al año, pero para mí tres era un reto que nunca había hecho y ha sido difícil, pero lo terminé y creo que muy bien, tengo ganas de ver qué os parece”, nos contó. La escritora cree que la pandemia del Covid-19, con todo lo negativo que nos ha traído, sí que ha conseguido que la gente lea más. “La gente se ha quedado en casa y la lectura y el audiovisual han tenido un repunte muy importante porque es lo lógico”, nos dijo. 

Amores, desengaños…

Sobre la historia de Dímelo bajito, nos confiesa que siempre quiso que fuese una trilogía. “Empecé con esta historia antes de escribir Culpa Mía, cuando terminé ‘Enfrentados’ la rescaté y tuve claro que era una apuesta segura”, cuenta a las delookers. Dímelo bajito, Dímelo en secreto y Dímelo con besos cuenta la historia de un triángulo amoroso entre Kamila y sus vecinos, los hermanos Thiago y Taylor.

“Tenía muchas ganas de volver a la época del instituto que es cuando sucede casi todo. Recordé un poco mi adolescencia y esos dramas que vivimos como el bullying, los primeros amores, amigas, desengaños…”, responde Mercedes Ron. Y lo más importante, la escritora espera que todas nos enamoremos de los dos protagonistas masculinos y lo tengamos tan difícil como Kamila a la hora de elegir uno. 

¿Cómo es tu proceso creativo? 

“Soy muy caótica en todos los ámbitos de mi vida. No soy nada organizada y en los libros soy muy parecida. Intento ser lo más responsable posible, seguir una rutina de escritura diaria, pero es verdad que me dejo llevar por los personajes. Intento seguir una línea, pero me sorprendo yo misma de la vuelta que puede dar una trama. Tengo claro el fin al que quiero llegar, pero en el medio sí que pasan mil cosas…”. 

¿Tienes alguna manía a la hora de escribir?

“Casi siempre escribo en la cama con el portátil. Antes escribía mucho de noche, cuando estaba en la Universidad, pero ahora que me dedico solo a esto sí que lo hago por las mañanas. No puedo escribir con música, prefiero el silencio, estar sola y sin gente a mi alrededor”. 

Dinos algún consejo para los que quieran iniciarse en la escritura

“Yo no hice cursos, pero recomiendo todo lo que puedas hacer para formarte. Lo que siempre digo es que hay que leer muchísimo, leer y escribir van de la mano. Para mí es imposible escribir si no lees porque ahí adquieres vocabulario, manera de construir tramas e historias… Otro consejo es ser paciente, cuando empiezas una novela la quieres terminar cuanto antes, pero un libro lleva meses. Hay que intentar alargar la trama, ir dando pedacitos para que el lector llegue a ese clímax final con las mismas ganas del escritor. Pecamos de esas ganas de llegar cuanto antes a la parte guay, pero hay que tener paciencia para dar su tiempo a cada historia y personaje”. 

¿Qué hay de autobiográfico en Dímelo bajito

“Todos los personajes salen de mi mente, busco inspiración en la gente que me rodea y he plasmado experiencias del instituto que sufrí como, por ejemplo, el bullying… Pero lo demás sale todo de mi imaginación, alejarme de mi realidad es lo más divertido. Lo hacemos al leer, evadirnos. Pero siempre hay de mis experiencias, vivencias y es algo fundamental para el realismo de la novela. De las conversaciones entre amigas siempre saco historias, las reinvento un poquito…”.

Un triángulo amoroso con dos hermanos. ¿Te volverías loca?

Como novedad, es una narración en primera persona con tres personajes diferentes 

“Era importante a la hora de no desvelar quién es el chico con el que Kami se queda. Además, fue divertido hablar desde tres personajes en la novela, es genial para empatizar con ellos y entender lo que está pasando. Lo más complicado es el primer libro porque vas conociendo a los personajes, pero a medida que avanzas ya son tuyos y sale solo. Las personalidades están muy claras y creo que lo vais a ver”. 

¿Por qué ambientar tu historia en EE.UU.?

“Todas las novelas que leía cuando era jovencita ocurrían allí. Ahora es verdad que se trabajan los autores nacionales y es genial. Quizá es una manía, pero también tiro de los viajes que hago a Nueva York, Los Ángeles y de mi estancia en Bali hace muy poquito espero que salga otra novela. Esta historia podría haber sido en cualquier pueblo de cualquier país… Creo que así también se abren más puertas en vistas a una traducción y es fundamental”. 

¿Qué te atrajo de profundizar en un triángulo amoroso con dos hermanos?

“Fui muy fan de la serie Crónicas Vampíricas y esa historia me encantaba. Es un amor prohibido. Sentir algo por dos personas es algo muy humano y no hay que demonizarlo, al contrario, normalizarlo. Fue difícil de escribir y conseguir que el lector se enamore de los dos protagonistas, aunque creo que se tira más hacia uno de ellos, pero no diré cuál”.

#TeamThiago vs #Team Taylor

“A favor de Thiago tengo que decir que es muy responsable y que tiene un corazón muy grande, aunque con muchas barreras y le cuesta dejar que alguien llegue. Por esa razón es hermético, cerrado y le cuesta perdonar. Taylor es el mejor amigo que alguien puede tener, muy divertido, gracioso, es un amor… Pero es verdad que esconde inseguridades que se verán y tiene ese complejo de hermano pequeño ensombrecido”.

¿Has vivido esa situación de estar entre dos amores?

“Sí, sobre todo en el instituto. Lo típico de la pandilla, te gusta uno, otro… No he llegado a estar enamorada de dos personas a la vez, en mi caso no y lo veo difícil pero sí sé de personas que les ha pasado. A mí sí me han atraído dos chicos a la vez”. 

¿Cómo continuará esa exploración que comienzas sobre el perdón y el olvido?

“Veremos mucho de eso en la trilogía, no imaginan la cantidad de giros que darán, sobre todo en el último libro que es muy duro. Va totalmente de perdonar, olvidar, seguir adelante sin rencor algo fundamental para vivir feliz. Veremos mucho en Kami mucho de ello además de en los demás personajes”.

Sobre el título Dímelo bajito 

“Me gustó mucho como quedaba, se me vienen los nombres cuando estoy a punto de dormir. Tiene ese sentido de lo que atraviesa Kami como enamorada de dos personas, no quieres gritarlo, pero quieres oírlo… Me gustó me parecía tierno, dulce, juvenil”. 

¿Cómo son tus lectoras?

“Me gusta ponerme en una idea de lector universal. Las que empezaron leyéndome tendrían 15 o 16 años y ahora tienen 20 y yo también voy creciendo y cada vez quiero escribir de temas más profundos y adultos aunque los personajes sean jóvenes. Creo que mis libros son para un público más adulto, lo recomendaría para alguien a partir de los 17 años. Me encantan cuando llegan las lectoras con sus madres que me cuentan que también se han enganchado”. 

¿Juegas con la idea de que alguna de tus novelas se convierta en película o serie? 

“Estudié Comunicación Audiovisual y siempre quise que los libros me llevaran a ese mundo. Sería un sueño hecho realidad, el sueño de los sueños. Si se hiciera no querría ser guionista como tal porque no lo soy y es muy diferente escribir para cine que hacerlo para un libro, pero me encantaría colaborar o ser consultora creativa. Lo veo como una ocasión perfecta para aprender. Se está intentando vender los derechos desde la editorial y eso ya es un paso porque no es algo que se intente con todos los libros, así que cruzo los dedos”. 

¿Cómo fueron tus primeros pasos como escritora?

Fue todo muy bonito, tuve una experiencia que siempre fue a más. En Wattpad (plataforma online de lectura y escritura) iba subiendo un capítulo diario, me presenté a premios, fui siempre con logros pequeños y poco a poco hasta que la editorial contactó conmigo. En el fondo siempre creí que Culpables triunfaría. Mucha gente usa Wattpad como un borrador, pero para mí fue una manera de conseguir opinión y seguridad sobre mi novela. Trabajar con la editorial es lo opuesto porque tienes un equipo enorme que trabaja para que el libro sea lo mejor, fechas de entrega… Todo tiene sus pros y sus contras”.

Y ahora ¿qué es lo próximo de Mercedes Ron? 

“Tras la entrega de Dímelo con besos me tengo que tomar un tiempo para volver a leer, a buscar la inspiración que he perdido por el camino… Tres libros en un año ha sido demasiado y necesito ese tiempo. Pero no paro, ya tengo dos libros escritos en Wattpad, el primero que escribí con 15 años que es para una trilogía de fantasía y amor que tengo ganas de retomar y trabajar. La cambiaría mucho, subiría el nivel de erotismo… Creo que es una historia muy chula y también tengo en mente el proyecto de una historia de amor en Bali. Escribí un poco cuando estuve viviendo en la isla y tengo muchas ganas de publicarla”. 

¿Le hemos perdido el pudor a la novela erótica por fin? 

“Veremos más escenas eróticas en los próximos libros, pero no se centra en eso. Es más un amor a fuego lento que se disfruta más, esa tensión sexual que se genera entre los personajes y a mí me encanta y por eso se caracterizan mis novelas. Y de eso habrá mucho”.

¿Quiénes son tus referentes literarios y qué sueles leer actualmente?

“Cuando era más joven y hoy sigo recomendándolo, amo y leo cada año Harry Potter. Me inicié en lectura con Stephenie Meyer y la saga Crepúsculo con 15 años, en su momento me volvió loquísima pero no sé si ahora me gustaría claro… No me gustaba leer, estaba de intercambio en Holanda y todas lo leían y de casualidad empecé a leerlo. Ahora leo mucho la literatura erótica Lena Valenti, siempre espero con ganas lo nuevo Elisabet Benavent, el romanticismo de Alice Kellen me encanta, también Diana Gabaldon…”

Literatura romántica-erótica. ¿Es este su momento más dulce?

“Sí, aunque creo que eso nunca va a pasar de moda. Sí que es cierto que aumenta el contenido erótico, recuerdo que me sonrojaba con 50 sombras de Grey y ahora hay mucho más, se ha normalizado. Va de la mano del momento feminista que vivimos. Antes no se podía leer, escondían las portadas… Y hemos aprendido, comentado con amigas todo ello”. 

Dímelo en secreto y Dímelo con besos llegarán pronto a las librerías y tiendas online.

Rocío Ponce

Rocío Ponce

Me paso la vida tecleando. Pocas cosas me gustan más que hacer una entrevista de interés. Me aburre irme a dormir sin aprender algo nuevo. Estoy enganchada al cine, las series y a la cultura en general. ¡Ah! Y un poquito de moda y belleza nunca vienen mal.

Continúa leyendo