3 consejos altamente efectivos para ver películas de terror sin pasarlo mal

Si las películas de miedo te provocan tanta angustia que sientes que necesitas correr en dirección contraria pero, al mismo tiempo, crees que te estás perdiendo un plan muy divertido, debes saber que existen sencillos trucos que te convertirán en toda una experta del género.

La descarga de adrenalina que consiguen generar las (buenas) películas de terror las convierte, inmediatamente, en un plan divertido y emocionante... para algunos. Además de que experimentamos un miedo controlado y no real - nuestra vida no corre verdadero peligro -, este es el principal motivo por el que, en ocasiones, tenemos ganas de ver una película de miedo aunque sepamos que, en parte, lo vamos a pasar mal. Puede que muy mal. Puede que mal al nivel de un gatito asustado que quiere meterse debajo del sillón.

Sin embargo, prepararnos mentalmente y planear su visionado en un entorno adecuado puede ayudarnos a superar el miedo y conseguir que esta experiencia nos resulte siempre estimulante y divertida. No te pierdas las siguientes tres recomendaciones que ayudan a cumplir este objetivo y que te convertirán en una auténtica experta en sustos y en una amante del género de las horror movies.

 

Prepárate mentalmente para ver una película de miedo

Esto incluye leer la sinopsis para conocer los puntos principales de su trama e, incluso, alguna crítica que contenga spoilers. Debemos recordar que estamos en una fase de superación del miedo en la que conviene prepararnos para las partes más intensas de la película. Por tanto, al eliminar el 'factor sorpresa' de la ecuación, podremos anticiparnos a algunos sustos desagradables y que nos causen un menor impacto emocional.

Nunca hay que olvidarse de que todo lo que ocurre en pantalla es ficción. Ser capaces de separar la realidad de lo que estamos viendo en la película nos ayudará a sentirnos menos nerviosos. Si eres especialmente susceptible, evita aquellos títulos basados en historias reales. También es recomendable investigar sobre el posible contenido en clave making of que esté disponible sobre la película, con el objetivo de descubrir qué trucos se han utilizado para rodar determinadas escenas, así como las experiencias en primera persona que han podido vivir sus intérpretes que, por supuesto, siguen vivitos y coleando en la vida real.

En esta primera fase de superación del miedo a las películas de miedo, también se recomienda evitar aquellas que incluyan temas que nos resulten especialmente perturbadores - como muñecas, payasos, vampiros o asesinos en serie -, para evitar continuar con sensación de angustia durante las horas posteriores al visionado del film.

miedo peliculas terror
’Scream 3’ / Getty Images.

Elige el ambiente que te resulte más cómodo y seguro para ver la película

Puede que, en lugar de hacerlo en el cine, tu casa sea el entorno más seguro que puedas imaginar. Está claro que nada puede compararse a ver una película en pantalla grande y en una sala repleta de gente, pero cuando se trata de superar un miedo, la sensación de tener absoluto control sobre el ambiente es importante, así como la de poder pausar la película si es necesario o silenciar las escenas que resulten especialmente aterradoras.

La noche suele ser el momento favorito para los amantes de las películas de terror. Sin embargo, cuando se trata de superar este miedo, la luz del sol atravesando las ventanas se convierte en un buen aliado. Cuando la película finalice aún quedará tiempo para distraer la mente con otras cosas antes de que llegue la noche.

Si el plan de cine de terror se realiza por la noche, se recomienda mantener encendidas algunas luces de una habitación cercana para conseguir una atmósfera menos aterradora.

Evita ver películas de terror antes de ir a la cama. Así conseguirás evitar también posibles pesadillas o tener que luchar contra el insomnio provocado por los nervios.

 

Invita a tus amigos a ver la película contigo

Compartir las preocupaciones con los amigos más cercanos puede ayudar a calmar la ansiedad. Sobre todo, si a estos amigos les gustan las películas de terror. Su punto de vista positivo puede ayudar a comprender por qué esta experiencia puede convertirse en algo agradable y divertido.

Ver una película de terror en soledad puede hacer que cualquier pequeño ruido - incluso las notificaciones del teléfono - parezca aterrador. Sin embargo, realizar este plan en compañía puede ayudar a que sintamos menos miedo. Su presencia generará un ambiente despreocupado que puede motivarte para ver la película y comentarla con ellos. El humor siempre contribuye a la hora de poner en perspectiva la película y recordar que no estás en peligro.

Continúa leyendo