Luna de miel: 5 consejos para organizarla y disfrutarla al máximo

Porque todo tiene que salir perfecto en vuestra escapada más romántica, no te pierdas estos trucos que aseguran el éxito total de vuestra 'honeymoon'.

organizacion luna miel
Sigue estos consejos para organizar tu luna de miel. Relájate y disfruta (Unsplash).

La cantidad de celebraciones que implica pasar por el altar no se agotan hasta que no se termina la luna de miel. Este viaje -concebido desde el primer momento como el más romántico de tu vida- es el último resquicio de magia, fuegos artificiales y champán a todas horas antes de volver a la vida real y a la rutina. Avisamos desde ya: la rutina siempre llega pronto. Muy pronto.

Por lo tanto, todo indica que debemos aprovechar al máximo esta oportunidad, teniendo también en cuenta una serie de pautas que nos permitirán estar más relajados y dispuestos a empaparnos de nuevas experiencias después de la boda y como pareja recién casada. Y es que en muchas ocasiones nos dejamos arrastrar por todos los acontecimientos y planes que rodean a este gran evento, y por eso te invitamos a parar un momento y considerar estos 5 tips que te permitirán desconectar y disfrutar del paraíso en el que aterricéis.

 

1. Descansa de la boda antes de meterte en el avión

Recupera el aliento, supera las agujetas que te han salido al haberlo dado todo en vuestra fiesta y planifica tu viaje para salir un par de días después de la boda. Así también tendréis tiempo de despediros sin prisas de la gente que se ha desplazado expresamente para el enlace, preparar el equipaje con tranquilidad y descansar un poco para poder disfrutar desde el primer minuto de vuestra luna de miel.

planificacion luna miel
Unsplash.

2. Confía en los expertos a la hora de planificar este viaje

Evita la presión de organizar cada detalle de vuestra luna de miel, porque probablemente os veréis inmersos al mismo tiempo en la organización de la boda. Puede que te encante preparar una escapada de fin de semana, pero en los meses previos a la boda no tendrás tanto tiempo para dedicarte a otra cosa que no sea tomar las más de mil decisiones que implica su planificación, y la luna de miel no es un viaje cualquiera. Cede el bastón de mando a los expertos en viajes y contrata sus servicios para que hagan todo el trabajo duro por vosotros.

 

3. Tortolitos: 'menos es más' también en esta ocasión

Este viaje es para el recuerdo y probablemente os apetezca viajar a la otra punta del mundo, pero intentad no 'encajar todo' en esos días con la excusa de que no sabéis cuando  vais a tener la oportunidad de volver a ese recóndito lugar. El momento honeymoon debe ser lo más honey posible y el viaje menos estresante de vuestra vida.

Si, por el contrario, no queréis renunciar ni de broma a unas vacaciones épicas de no parar quietos ni un segundo porque vuestro espíritu aventurero os lo impide, lo mejor es retrasar el viaje a unas semanas después de la boda para que os haya dado tiempo a descansar lo suficiente.

organizar viaje romantico
Unsplash.

4. Manteneos fieles a vuestros gustos

Pero sed también un poquito espontáneos. Es decir, aprovechad la luna de miel para hacer el tipo de viaje que más os gusta - resort paradisiaco, turismo urbanita, rutas gourmet -, pero buscad también nuevas alternativas que solamente ofrezca el lugar en el que habéis aterrizado. Es el momento de empezar a crear recuerdos saliendo (un poco) de la zona de confort.

 

5. Practicad el 'modo avión'

O, lo que es lo mismo, la desconexión digital total. Sí, es posible. Desactivad el wifi y los datos móviles. Fuera FOMO, ya os pondréis al día a la vuelta. El objetivo de este viaje es conectar con tu pareja, no con tus seguidores de Instagram, a no ser que seas un reputado influencer. Y probablemente en este último caso también es buen momento para mantener el suspense con tu comunidad de followers. Lo entenderán.

Continúa leyendo