Vídeo de la semana

6 consejos de maquillaje para un look deslumbrante cuando no has dormido bien

Desde preparar el rostro hasta un curso intensivo de corrector. Consigue una piel de aspecto magnífico gracias al poder del 'make-up' en esos días en los que no has descansado lo suficiente

trucos maquillaje sueno
Una piel cuidada es la mejor base de maquillaje (Imaxtree).

Beber mucha agua, mantener una dieta equilibrada, ser constante en la rutina de belleza e hidratación de la piel y descansar lo suficiente. Estos son los pilares fundamentales que sostienen una piel bonita y, sobre todo, saludable. Cuando alguno de ellos falla, siempre que sea algo temporal, podemos recurrir a pequeños trucos 'salvavidas' que nos permitan recuperar su aspecto más aceptable a través del maquillaje.

Cuando dormimos poco se altera el pH de nuestra piel, se acentúa la deshidratación y se reduce la producción de melatonina. Las consecuencias son pérdida de luminosidad, algo de hinchazón y la aparición de esas ojeras que delatan de nuestra falta de sueño. Sin embargo, existen pequeños truquitos que puedes poner en práctica cuando no hayas podido dormir las ocho horas recomendadas por los expertos (y deseadas por todos):

 

El mejor fondo de maquillaje es una piel cuidada

Mantener una rutina constante de limpieza del rostro es fundamental. Tenemos a nuestra disposición cientos de primers y de fondos de maquillaje que nos proporcionan un aspecto impecable. Sin embargo, cada vez son más los maquilladores profesionales que utilizan cosméticos destinados al cuidado de la piel para lograr un acabado perfecto. Por algo será.

Realizar regularmente una exfoliación de la piel de la cara es otro paso importante que hay que tener en cuenta. Esto evitará que sigamos añadiendo productos de maquillaje sobre la piel muerta.

Por último, no te olvides de incluir siempre un protector para prevenir las agresiones del sol sobre la piel de la cara.

trucos maquillaje dormir
Imaxtree

Si no has dormido lo suficiente, olvídate de tu maquillaje habitual

Tu rutina de maquillaje diaria no va a ser suficiente para restaurar las consecuencias de la falta de sueño. Observa cuál es el estado de la piel del rostro y evalúa en qué zona necesita una ayudita extraordinaria. En este caso, los rodillos de cuarzo o de jade también son muy útiles para preparar la piel antes de maquillar, ya que ayudan a descongestionarla. Al igual que cambias de barra de labios o de sombra de ojos, en caso no haber descansado bien es probable que nuestra piel no presente el mismo color que otros días o, por lo menos, que el color no sea uniforme. Lo mejor en estos casos es utilizar productos con diferente nivel de cobertura para camuflar las ojeras marcadas y las posibles rojeces.

 

Abónate al corrector

Además de ocultar las ojeras, los cosméticos correctores sirven para disimular pequeños granitos, por ejemplo. Por este motivo es recomendable tener más de un producto de este tipo orientado a conseguir diferentes objetivos de belleza. La inversión en estas situaciones de 'emergencia' merecerá la pena.

maquillaje piel apagada
Imaxtree

Abraza el counturing

Sobre todo si se trata de cosméticos bronceadores en crema. Su fórmula permitirá que se fusione más fácilmente con la piel y que consigamos el deseado efecto buena cara de forma inmediata y con unos cuantos toquecitos.

 

Objetivo: recuperar la luminosidad

Si no hemos dormido bien, nuestra piel lo acusa perdiendo parte de la hidratación que necesita, por lo que la cara se observa más apagada que de costumbre. En este contexto, la acción del iluminador es vital para recuperar una apariencia más fresca. Debemos aplicarlo en los puntos de luz estratégicos: la línea de la mandíbula, la parte superior de la nariz donde se encuentra con las cejas y un toquecito en las mejillas.

 

El sellado es imprescindible

Si queremos conseguir un resultado de larga duración, los polvos fijadores del maquillaje son la mejor solución. Elige una fórmula sin pigmentos que mantenga el color de la base y el resto de productos que hemos aplicado después.

Continúa leyendo