¿Sabías que Mango también vende mascarillas? Son muy bonitas y estilosas

Negras, con estampado de flores, lunares e incluso con animal print, las mascarillas están la venta en la web oficial de la marca desde el 28 de mayo.

Reformation
Look de vestido a juego con mascarilla, de Reformation

Ya estaban tardando las tiendas low cost en sacar a la venta mascarillas, obligatorias durante la pandemia por el Covid-19. Fueron las firmas pequeñas, como es el caso de La Condesa, Evitaloquepuedas o Cherubina, las primeras que se lanzaron a  la conquista de este nicho de mercado, ahora es Mango quien ha empezado a crear higiénicas siguiendo los requisitos de materiales, diseño y confección establecidos por la UNE 0065:2020.  Y no pueden ser más bonitas, además se ajustan genial a la cara. 

 

 

Mascarilla de Mango en tonos pastel
Mascarilla de lunares de Mango

Con un filtrado superior al 90%, una respirabilidad por debajo del 60%, las nuevas mascarillas de Mango tienen una durabilidad de hasta 10 lavados y los diseños se han creado en una talla única para mujer y hombre y en 3 tamaños diferentes para niños. 

Negras, con estampado de flores, militar, lunares en tonos pastel y azules e incluso con animal print, las mascarillas están la venta en la web oficial de la marca desde el 28 de mayo, mientras que las de niño todavía no tienen fecha de lanzamiento. Lo que sí sabemos es el precio que tendrán: entre 8 y 10 euros, dependiendo del modelo que elijas. 

Pero eso no es todo. Mango también se adapta a la nueva normalidad y también ha puesto a la venta dos modalidades de gel hidroalcohólico perfumado de origen vegetal para una limpieza eficaz de las manos, que se pueden comprar tanto en las tiendas físicas como en la web.

Mascarilla de Mango
Mascarilla animal print de Mango

Los geles, además, huelen genial porque han sido creados a partir de notas cítricas con matices florales con una base suave de ámbar y almizcle o de bergamota con una base más amaderada. Ambos modelos ayudan a suavizar la piel previniendo la deshidratación, uno de los contras de algunos de los geles desinfectantes. 

piluca santos

Piluca Santos

De pequeña quería ser modelo, pero como no llego ni al 1,70 m. de Kate Moss mi madre me sugirió que mejor aprendiera a coserme los bajos de los pantalones. Era el primer paso para convertirme en una diseñadora de renombre. Después descubrí que enhebrar la aguja no era lo mío y que quizá enhebrar palabras se me daría algo mejor. He venido a cazar tendencias, criticar potingues y a comer toda la ensaladilla rusa que me dejen.

Continúa leyendo