Vídeo de la semana

¿Cómo organizar el armario? 6 Trucos infalibles para el cambio de temporada

¿Empiezas a notar que los días son más cortos, vas necesitando una chaqueta y has hecho el cambio definitivo de sandalias por botas? Amiga, ¡es hora de organizar tu armario para el cambio de temporada! Sigue leyendo y descubrirás los tips definitivos.

El verano oficialmente nos ha dejado hasta el año que viene, y eso significa el temido (y perezoso) cambio de armario. Llegó la hora de guardar tops de tirantes, sandalias y bañadores para dar cabida a jerséis, abrigos y botas. Pero no te preocupes, porque en Delooks nos hemos puesto en modo Marie Kondo y te traemos las ideas más efectivas para que este cambio de armario se te haga lo más llevadero posible. ¡Que no cunda el pánico!

¿Cómo cambiar la ropa de temporada?

1. Vacía los estantes, cajones y las perchas

Pon toda la ropa encima de la cama y agrúpala por familias. Te será más fácil hacer inventario de lo que tienes y hacer balance de lo que te has puesto y lo que no. ¡Seguro que tienes cosas que ni te acordabas de que tenías!


2. Deshazte de las prendas que no hayas utilizado

¡Puedes aprovechar para donarlas o venderlas en alguna plataforma de ropa de segunda mano! Recuerda tener siempre como primera opción darle una segunda vida a la ropa, estarás fomentando un consumo de moda consciente y estarás ayudando a frenar la producción desmedida de ropa y a preservar el planeta ;)


3. Los básicos siempre visibles

Es conveniente que ciertas prendas las tengas todo el año a la vista, ya que te pueden sacar de un apuro cuando menos te lo esperas. Nos referimos a pantalones vaqueros, camisas y americanas. ¡Nunca sabes cuándo te pueden ser de utilidad!


4. Guarda en cajas la ropa

Una vez que hayas clasificado y lavado tu ropa de la temporada anterior, la puedes guardar en cajas donde más te convenga y puedes poner en práctica estos trucos para que no se arrugue. Cuanto más ordenada y limpia esté, mejor. Tu "yo" futuro te lo agradecerá. Si eres de las afortunadas que cuenta con un armario (muy) grande, con separar tu ropa de verano de la de invierno bastará. Recuerda hacer lo mismo con los accesorios, ¿quién quiere tener a la vista un bolso de rafia en pleno invierno?


5. Ordena la ropa que vas a ponerte esta nueva temporada

Separa la ropa del día al día de la ropa para eventos. Importante en este punto, hacer que la ropa quepa bien en el espacio que tienes disponible. Si ves que tienes que hacer esfuerzos para cerrar el armario, amiga, no te faltan perchas: ¡te sobra ropa!


6. Si no te hace feliz ¡Fuera!

Puedes aprovechar y deshacerte de la ropa que no te pusiste el año pasado (y que sabes que no te vas a volver a poner). De esta manera harás espacio y te costará menos elegir tus looks cada día. Como diría Marie Kondo: ¿te aporta felicidad? Si tienes ropa que te está ocupando espacio sin sentido, este es el momento perfecto para darle salida.


Aprovecha este ritual del cambio de armario para abrir paso a todo lo bueno que viene esta temporada, y quédate con la ropa que de verdad te pones, y con la que realmente te sientas cómoda. Este es muy buen ejercicio para redefinir tu estilo e identificar piezas clave que te puedan faltar en tu fondo de armario, ¿a qué esperas?
 
 
 

Lara Ontiveros

Lara Ontiveros

Continúa leyendo